La campaña salmantina de apicultura, "muy decepcionante y truncada por los calores de abril"

Aurelio Pérez (i) y Francisco Javier Fernández (Foto: I. C.)

Desde UPA-COAG reivindican que se paguen "las ayudas de 2013, que están aún pendientes y son vitales para el sector".

Francisco Javier Fernández, responsable sectorial de apicultura en la Alianza UPA-COAG, reconoce que la campaña este año será "muy decepcionante. Se ha truncado por los calores excesivos de abril. El campo se ha secado antes de tiempo y, por eso, las mieles de primavera serán casi nulas".

 

Por esta razón, Fernández subraya que "este sector depende de las ayudas y es necesario que se paguen las de 2013 que están aún pendientes y son vitales". "Los rendimientos de producción son cada vez menores porque los costes productivos son más altos cada año", añade Fernández.

 

Además, "la apicultura", según recordaron desde UPA-COAG, "está muy ligada al medio ambiente y el cambio climático está jugando malas pasadas". Castilla y León cuenta con 4.000 apicultores que controlan en torno a 400.000 colmenas. Un 20% de los profesionales son jóvenes trashumantes que gestionan el 80% de las colmenas y ayudan, entre otras muchas cosas, a consolidar una raza autóctona española frente a la entrada de otras especies.

 

De este modo, en el marco del PDR 2014/2020, Francisco Javier Fernández pide que se llegue " a todos los profesionales ATP y que tengan más de 150 colmenas"; también que "se reduzcan de 6 a 5 meses" la permanencia de las colmenas; otra petición es la de aumentar el número de colmenas por asentamiento "de 80 a 100 para reducir conflictos en el campo por la distancia entre colmenares" y, por último, un plan sanitario "estratégico de medicamentos específicos para apicultura".