La Cámara de Comercio y Confaes informan a los empresarios sobre el ‘Caso Malotas’ y les animan a movilizarse

Plano de situación del parque empresarial 'Las Malotas'

Subrayan que los 3,5 millones de inversión que el Ayuntamiento va a realizar provienen, entre otros, de los impuestos que pagan “las 11.000 pymes que hay en Salamanca, y dejan de destinarse a proyectos públicos que eviten su desaparición”.

La Cámara de Comercio de Salamanca y la Confederación de Organizaciones de Empresario Salmantinos (Confaes) han realizado un mailing para los empresarios salmantinos con el objeto de hacerles llegar toda la información acerca del denominado ‘Caso Malotas’, considerado por Cámara y Confaes “un despropósito municipal”.

 

Además, los representantes empresariales piden a las pymes que les hagan llegar su opinión “para poder defender los intereses de todas las empresas frente a intereses particulares”, ya que esta decisión municipal les parece “ilógica y que atenta contra el interés general”.

 

Cámara y Confaes definen el parque Empresarial de Las Malotas como “un proyecto que impulsa el Ayuntamiento en un terreno privado, anticipando 3,5 millones de euros para su urbanización y sin dar ningún tipo de justificación más allá de un presunto interés general”. Por otro lado añaden que el terreno está cerca de la Zona de Actividades Logísticas de Salamanca, muy cerca del polígono industrial de Doñinos de Salamanca “y a menos de cinco minutos del Parque Científico, ambos infrautilizados”.

 

La intención del Ayuntamiento con la creación de este nuevo parque empresarial es, según la información ofrecida por los representantes empresariales: “Aumentar la oferta de suelo industrial, cuando el 40% de los polígonos industriales está disponible, anticipando 3,5 millones de euros de los presupuestos, que podría destinar a otras medidas de apoyo a las empresas”.

 

Según Cámara y Confaes, “los 3,5 millones se restan de los presupuestos del Ayuntamiento, beneficiando solo a un pequeño número de empresarios, incluido uno relacionado con el “Caso Malaya” y al presidente de la Gaceta de Salamanca. Los 3,5 millones provienen, entre otros, de los impuestos que pagamos las 11.000 pymes que hay en Salamanca, y dejan de destinarse a proyectos  públicos que eviten su desaparición”.

 

De este modo, los empresarios subrayan que “nunca nos hemos reunido con el alcalde para tratar el proyecto de Las Malotas, ni le hemos dado la aprobación al mismo, a pesar de que él afirme lo contrario. Le hemos dicho NO de palabra y por escrito, constando el documento en el registro del Ayuntamiento”.

 

“En representación legítima de las empresas, lo que pedimos al Ayuntamiento es que los 3,5 millones consignados se destinen a creación de empleo y ayuda a las empresas y no a una operación urbanística especulativa. Exigimos al Ayuntamiento de Salamanca que explique el interés general de este proyecto, fundamento en el que se basa su descabellada propuesta”, añaden.

 

Por otro lado, Cámara y Confaes se hacen eco de las principales reacciones de los representantes sociales de Salamanca, que han mostrado públicamente su oposición a este proyecto y solicitan la opinión de todos los empresarios para “poder defender los intereses de todas las empresas frente a intereses particulares”.