La Cámara de Comercio recuerda el valor diferencial del toro de lidia en torno a la dehesa salmantina

Foto: Europa Press

El documento de la institución cameral “De obligado cumplimiento” ya recogía la importancia de este sector en la economía salmantina.

La Cámara de Comercio e Industria de Salamanca ha señalado la importancia de apoyar el valor diferencial que tiene el toro de lidia en torno a la dehesa salmantina como motor social, económico, medioambiental y de creación de puestos de empleo en la provincia.

 

Ante las polémicas estériles que con frecuencia cuestionan diversas actividades vinculadas al mundo del toro, la Cámara de Comercio e Industria de Salamanca quiere recordar  el valor del toro bravo y de la dehesa como su hábitat natural como pilar de riqueza para la provincia. Así se recogía en el documento “De obligado cumplimiento”, elaborado por la institución cameral junto a la Confederación de Asociaciones de Empresarios Salmantinos (CONFAES) con motivo de las propuestas realizadas a los políticos con motivo de las elecciones y en el que se reflejaba la petición de remarcar “el valor diferencial del toro de lidia en torno a la dehesa”.

 

Una defensa que no puede obviar tampoco la sostenibilidad económica de un ecosistema único como es la dehesa salmantina, hábitat del toro de lidia, que busca seguir las recomendaciones de la Unión Europea, quien insta a conseguir instrumentos que contribuyan a una mayor protección de la dehesa, impulsando diferentes iniciativas que aseguren el futuro por medio de las iniciativas turísticas o gastronómicas, mejorando la calidad medioambiental y la diversidad rural de las zonas donde se encuentra.

 

Un sector económicamente estratégico

 

Según los datos recabados por la Cámara de Comercio, donde se incluyen valoraciones de las empresas ganaderas, la raza de lidia, una de las especies de ganado vacuno más antiguas del mundo, tiene en España a su primer país productor con 207.950 animales y a Salamanca como provincia con un mayor número de reses y de ganaderías a nivel nacional con 32.000 animales y 170 ganaderías, lo que conforma el 15% del mercado español y el 76% dentro de Castilla y León. Esta Comunidad posee casi 470.000 hectáreas de dehesa, de las cuales el 77% se encuentra en Salamanca, provincia con una mayor superficie dedicada a los toros de lidia.

 

Su explotación extensiva, ejemplo de conservación y aprovechamiento de las dehesas, no sólo beneficia a la sostenibilidad biológica de estos parajes, sino que es la base de una gran industria cultural que repercute tanto en la continuidad de una actividad socioeconómica tan relevante para Salamanca como es la Fiesta de los Toros como a un enriquecimiento en el interés turístico de la provincia, complementando a la más que consolidada oferta cultural, monumental y de ocio ya existente.

 

Otro de los datos significativos para la Cámara es el impacto económico que genera la actividad taurina, en la que el toro de lidia tiene un papel principal. Genera anualmente en España unos ingresos directos superiores a los 2.500 millones de euros y tiene empleadas a cerca de 200.000 personas, entre empleos directos e indirectos.

 

Finalmente, nuevas alternativas como el aprovechamiento de los espacios para su uso en acciones turísticas o la obtención de energías y combustibles renovables dentro de las dehesas, serán los retos a los que los ganaderos de lidia salmantinos tendrán que abordar en un futuro para asegurar la supervivencia económica de un sector estratégico en la economía provincial.