La Cámara de Comercio apuesta por la competitividad del pequeño comercio

La institución cameral pone en marcha el “Plan de Competitividad para el Comercio” que consta de dos acciones: el Programa Diagnóstico de Punto de Venta y el Programa Innocomercio.

La Cámara de Comercio e Industria de Salamanca pone en marcha un plan de apoyo al pequeño comercio a través de un convenio de colaboración con la Secretaría de Estado de Comercio y el Consejo Superior de Cámaras.

 

Esta iniciativa tiene como objetivo desarrollar actividades en el marco del Plan Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista de España 2013.

 

A través de este plan se desarrollarán dos tipos de actuaciones dirigidas al pequeño comercio con el fin de que adopten metodologías innovadoras y más competitivas en la gestión de sus negocios. Ambas acciones serán gratuitas y estarán financiadas por el Ministerio de Economía y Competitividad y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

 

La primera de estas acciones es el “Programa Diagnóstico de Punto de Venta” que consiste en un análisis de los diferentes aspectos del establecimiento comercial para conocer su estructura de gestión y sus puntos fuertes y débiles en siete áreas clave del negocio como son la imagen externa del comercio, la gestión en punto de venta o marketing y comunicación, entre otros. Una vez realizado el diagnóstico se proporcionará al comerciante una serie de recomendaciones técnicas para la renovación y optimización de la gestión de su establecimiento.

 

Asimismo, este plan engloba un “Plan Tutorial de Gestión” para aquellos comerciantes que quieran obtener un apoyo específico para incidir en determinados aspectos como el escaparatismo visual, el merchandasing o la comunicación y la promoción de ventas, e implantar las mejoras propuestas.

 

La segunda acción de esta iniciativa se enmarca dentro del “Programa Innocomercio” y tiene como objetivo contribuir a la mejora de la competitividad de las pymes comerciales a través de la incorporación de soluciones innovadoras en cualquiera de sus áreas. Para ello se realizará, en el comercio que lo solicite, un Diagnóstico Asistido de Innovación consistente en conocer el nivel de competitividad de la empresa y proporcionar unas líneas de recomendación sobre los aspectos en los que habría que incidir para conseguir aumentar la eficiencia y la productividad.