La Cámara Agraria subastará sus últimos bienes por valor de más de 16.000 euros para saldar sus deudas

Imagen de archivo de un pleno de la Cámara Agraria (Foto: I. C.)

El pleno que se celebrará el próximo 25 de septiembre ratificará la subasta del día 30 que se celebrará en esta institución, después de haber sacado a la puja con anterioridad un garaje un Suzuki y un Peugeot 307 por valor de más de 90.000 euros.

La situación económica de la Cámara Agraria de Salamanca sigue siendo crítica después de la falta de financiación institucional, dando lugar a un escenario muy complejo, que se ha saldado con la subasta de los bienes de esta institución que prestaban servicio a los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca.

 

De este modo, el pleno del próximo 25 de setiembre ratificará la última subasta del patrimonio de la institución que se celebrará el 30 de este mismo mes, donde se intebtará dar salida a biens por valor de más de 16.000 euros, a los que hay que sumar el IVA. Así, saldrán a la puja cuatro cuchillas por 1.700 euros cada una de ellas, a las que hay que sumar una ahoyadora por 1.500 euros, una desbrozadora por 5.000 euros y el vehículo del presidente valorado en unos 3.000 euros (Peugeot 406).

 

Estos bienes se suman a los ya subastados con anterioridad y que se refieren a uno de los garajes que la Cámara Agraria poseía ubicado en el paseo Canalejas y que fue vendido por cerca de 76.000 euros; también dio salida a un Suzuki por 12.000 euros y a un Peugeot 307 por cerca de 3.400 euros.

 

Estas cifras pueden superar los 120.000 euros, dependiendo de la subasta de los bienes, cuyo resultado económica irá a parar a subsanar las maltrechas cuentas de esta institución que sirve de representación para los profesionales del campo y que se ve sumida en una crisis que ha llevado a varios despidos y a la necesidad de deshacerse de todo el patrimonio conseguido con el paso de los años.

 

No hay que olvidar que la Alianza por la Unidad del Campo (COAG - UPA) se hizo con el mando de la institución, con Aurelio Pérez como presidente y Guillermo González como vicepresidente tras las elecciones a este organismo, después de que una gestora se hiciese con las riendas de la institución tras la dimisión de Asaja en el mes de junio de 2012 por los recortes de la Junta.