La Cámara Agraria pedirá, si no hay acuerdo en la negociación, la baja voluntaria de Ifesa

Imagen de archivo de un pleno de la Cámara Agraria (Foto: I. C.)

El pleno acuerda modificar el acta del mes de marzo en el que se planteaba "porque no se expresaba con claridad la opción de abandonar la Institución Ferial", destaco el presidente de la Cámara Agraria.

El Pleno de la Cámara Agraria de Salamanca centró su celebración en su próxima salida de la Institución Ferial de Salamanca (Ifesa), merced a un principio de acuerdo del mes de marzo, "en el que no quedaba claro este hecho porque el acta no lo recogía como tal", destacó Aurelio Pérez, presidente de la Cámara.

 

Así, se ha pospuesto esta decisión para el futuro, en el que la Cámara Agraria pedirá su baja de Ifesa de forma voluntaria si no se muestra un acuerdo entre las partes para que ésta decisión se lleve a cabo en una negociación paralela.

 

Todo hace indicar que Ifesa contará con una institución menos con la baja de la Cámara Agraria, ante lo que Asaja, en boca de su presidente, Luis Ángel Cabezas, indicó que el "acuerdo ya era del mes de marzo y nosotros hemos votado a favor de esta salida de Ifesa, pese a que en el acta se haya recogido de otro modo".

 

De este modo, existen divergencias entre Asaja y el presidente de la Cámara acerca de la salida de Ifesa que, según Luis Ángel Cabezas, se aprobó en abril "porque estábamos de acuerdo".

 

Por tanto, este tema fue el que centró un mayor interés en el pleno, que también aprobó la subasta que tendrá lugar el 30 de septiembre hasta las 14.00 horas, momento en el que se abrirán los sobres para ver quién se lleva el patrimonio subastado con el fin de subsanar una parte de las cuentas de la Cámara.

 

A este respecto, Aurelio Pérez destacó que el uso que se le ha dado a esta maquinaria que se subasta (desbrozadora, cuchillas...) "ha sido casi inexistente con un beneficio escaso (10 y 20 euros)".

 

"EL COCHE NO ES DEL PRESIDENTE"

 

Pérez también destacó a este respecto que el coche que "no es del presidente porque en los cinco años que llevo yo en la Cámara jamás lo he usado, y ahora tiene los mismos kilómetros que el pasado 27 de septiembre. No es el coche del presidente, ni mucho menos y quedará a disposición de la Cámara por si alguien lo necesita en algún momento. Todos los viajes que he hecho los he realizado en mi vehículo particular", apuntó.

 

Por último, el presidente de la Cámara destacó que la institución cuenta con 37.000 euros para terminar el año y abonar todas las nóminas sin ningún tipo de incidencia.