La Cámara Agraria de Salamanca sigue en 'stand by' tras no alcanzar acuerdo sobre su patrimonio

Imagen del último pleno de la Cámar Agraria (Foto: Chema Díez)

Las organizaciones agrarias no encontraron un acuerdo tras la celebración de la Comisión Delegada, como ocurrió en el último pleno, en un encuentro en el que no contaron con luz por los impagos y la difícil situación economica de la institución.

La Comisión Delegada de la Cámara Agraria de Salamanca se reunió este 22 de diciembre con el fin de intentar dilucidar qué ocurrirá con el patrimonio que aún posee dicha institución. No en vano y tras el encuentro entre la Alianza por la Unidad del Campo COAG-UPA, Asaja y UCCL no ha habido ningún tipo de acuerdo tal y como quedó reflejado en el último pleno de la instución cameral.

 

De este modo, el presidente de la Cámara Agraria y de COAG, Aurelio Pérez, ha indicado a este diario tras la reunión que no se ha llegado a un acuerdo y que "no se ha liquidado la Cámara porque no ha habido el quórum necesario de los 2/3 de los vocales como ya ocurrió en el pleno anterior. Y hasta que eso no sea así, el presidente no puede hacer nada", aseveró Pérez.

 

Asimismo, indicó que COAG-UPA mantiene la postura de cumplir con la ley y entregar el patrimonio y las deudas a la Junta de Castilla y León tal y como reflejaron en la última sesión plenaria. "Lo que no puede ser es que pidan que el presidente, en la situación en la que está la Cámara, tenga que dar todas las soluciones", aseveró.

 

"Nosotros contábamos en el inicio del año con 80.000 euros de subvención de la Junta para la Cámara y no hemos visto un duro", indicó, al tiempo que reconoció que existe la deuda de algunas nóminas de los trabajadores y sus finiquitos, pero no precisó la cantidad.

 

Por su parte, el presidente provincial de Asaja, Luis Ángel Cabezas, ha indicado tras la Comisión el desacuerdo entre los grupos porque su organización aboga "porque el patrimonio de la Cámara Agraria repercuta en los agricultores y ganaderos o en la sociedad salmantina. Hay que buscar alguna fórmula para no regalar el patrimonio a la Junta", por lo que se intentarán buscar soluciones y luego ponerlas en común.

 

Esta postura también la comparte UCCL que ya lo dejó claro en el último pleno.

 

La anécdota (o no) de la jornada y que refleja la situación de la Cámara Agraria de Salamanca es que, como consecuencia de los impagos, la institución no contaba con luz porque se la habían cortado al no abonar las cuotas correspondientes.