La Cámara acusa a Javier Iglesias y De la Torre de intentar hundir el vivero de Ciudad Rodrigo con impagos y mentiras

Instalaciones del Vivero de Empresas Iris de Ciudad Rodrigo.

La Cámara culpa al presidente de la Diputación, en una circular enviada a empresarios de Ciudad Rodrigo, de consentir que la diputada De la Torre deba 71.300 euros de los viveros, haya vetado la entrada de nuevas empresas y de prácticas que van contra los emprendedores.

La Cámara de Comercio inicia esta semana una nueva etapa en Ciudad Rodrigo, donde ante el abandono de la Diputación ha reconducido la situación en el vivero de empresas Iris. Pero antes ha querido dejar clara la situación en la que el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, deja a un proyecto que fue empeño personal suyo como alcalde en 2007, y que ha intentado destruir desde la propia Diputación con las decisiones de su diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre.

 

Hoy mismo, muchos empresarios de Ciudad Rodrigo tendrán en sus manos una circular informativa que la Cámara ha hecho llegar a empresas de toda la comarca. Se trata de un documento en el que la institución cameral da a conocer la situación en la que ha quedado el vivero y las condiciones en las que se ha asegurado la continuidad de sus servicios, pero también los motivos por los que se ha llegado a esta situación. Y apuntan directamente a la dupla formada por el presidente Javier Iglesias y la diputada De la Torre.

 

En la circular, acusan a Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y Diputación de haber retrasado los pagos comprometidos "con subterfugios e interprestaciones del acuerdo", lo que ha puesto en peligro la supervivencia del vivero de empresas "una infraestructura estratégica para los emprendedores de la zona". Es conocido que tanto el Consistorio como la Diputación han retrasado el pago de las aportaciones económicas que les correspondían, alegando la falta de justificación de las facturas por parte de la Cámara. Un argumento que el propio Iglesias ha desmontado cuando, semanas atrás, ha considerado adecuada la justificación y ha procedido a pagar lo que le correspondía al Ayuntamiento. De este modo, la diputada De la Torre se quedó sola en su actitud de bloqueo a los viveros que finalmente ha resuelto forzando la salida del de Ciudad Rodrigo.

 

Mientras tanto, como presidente de la Diputación ha consentido que la diputada De la Torre retrasara los pagos con el mismo argumento en un ejercicio de "desdoblamiento de personalidad"La Cámara cifra en 71.300 euros la cantidad que la Diputación, merced a las decisiones de De la Torre, adeuda por su participación en los tres viveros puestos en marcha por la Cámara, y de cuyo pago los responsables camerales no tienen noticia a pesar de que la Diputación anunció hace unos días que había saldado su deuda y que no renovaría el convenio que ha hecho funcionar el vivero Iris.

 

La Cámara lamenta que la diputada De la Torre se ha apoyado haciendo afirmaciones que no han sido contrastadas y son falsas, según la circular de la Cámara, en el periódico La Gaceta de Salamanca. Y que la diputada "ha mentido reiteradas veces en Diputación no justificando los verdaderos porqués de su oposición a los pagos, a la entrada de nuevos viveritas, etc", reza la circular, que recuerda un capítulo en el que De la Torre vetó la entrada de una nueva empresa en el vivero de la capital.

 

Por estos motivos, la Cámara califica a Iglesias y De la Torre como "políticos antiemprendedores" porque han intentado acabar con el vivero y porque "las únicas visitas de Javier Iglesias al Vivero de Empresas suelen coincidir con la visita de fotógrafos". Una actitud que han rematado con el anuncio, totalmente por sorpresa y ante el pleno de la Diputación, de que abandona su participación en los viveros, anuncio en el que aseguró había saldado su aportación, aunque la Cámara no ha recibido el pago.

 

 

NUEVA ANDADURA

Al margen de sus críticas a Iglesias y De la Torre, pone de manifiesto en la circular su apoyo total al vivero de empresas Iris de Ciudad Rodrigo, en el que ha llegado a un acuerdo con las empresas allí radiacadas para que siga abierto. Lo hace manteniendo unas condiciones muy favorables, con un coste de 150 euros/mes, y abierto a cualquier emprendedor al que se supervisará en la elaboración de un plan de empresa; la Cámara se compromete a que, en un plazo máximo de 48 horas desde su solicitud, se pueda disponer del espacio.

 

La Cámara considera positivo mantener esta infraestructura en Ciudad Rodrigo porque ayuda a generar nuevos proyectos y a asentar población y porque es un enclave privilegiado para las relaciones empresariales con Portugal.

Noticias relacionadas

Documentos relacionados