La calidad de la sanidad pĂşblica sigue como prioridad en los presupuestos

Un importante esfuerzo si se tiene en cuenta que el presupuesto disponible por las consejerĂ­as se reduce una media del 8,16 %

El consejero de Sanidad, Antonio MarĂ­a SĂĄez, ha presidido el Consejo Regional de Salud, en el que ha informado sobre los detalles del presupuesto regional, que permitirĂĄ disponer de 3.421 millones de euros para financiar la sanidad pĂşblica. El consejero ha explicado tambiĂŠn a los miembros del consejo la modificaciĂłn del Decreto 68/2008 sobre garantĂ­as de espera mĂĄxima y ha recordado que las medidas de ajuste no supondrĂĄn el cierre de ningĂşn centro ni la disminuciĂłn de salarios de los profesionales.

El consejero de Sanidad, Antonio MarĂ­a SĂĄez Aguado, ha explicado en el Consejo Regional de Salud las lĂ­neas generales del presupuesto destinado a la ConsejerĂ­a. SĂĄez ha recordado que la sanidad continĂşa siendo una de las prioridades polĂ­ticas del Gobierno de Castilla y LeĂłn y ha incidido en la importancia de que el departamento que dirige es el que menor disminuciĂłn presupuestaria ha sufrido en este momento de difĂ­cil coyuntura econĂłmica, con un descenso del 0,9 % con respecto a las cuentas de 2011. Un importante esfuerzo si se tiene en cuenta que el presupuesto disponible por las consejerĂ­as se reduce una media del 8,16 %.

El consejero ha destacado que con este presupuesto podrĂĄ hacerse compatible el mantenimiento de la sanidad pĂşblica y el cumplimiento de los objetivos de dĂŠficit comprometidos por el paĂ­s y la Comunidad. "Los ciudadanos y los profesionales de la sanidad pueden estar tranquilos: les hemos pedido algunos esfuerzos, pero hoy, con este presupuesto, podemos garantizar el funcionamiento de los servicios sanitarios en Castilla y LeĂłn", ha seĂąalado SĂĄez Aguado.

En este sentido, ha explicado que los crĂŠditos para inversiones ascienden a 83,7 millones de euros, lo que permitirĂĄ dar continuidad a las obras en marcha, asĂ­ como dotar a los centros sanitarios de los equipamientos necesarios y prioritarios.

Asimismo, ha recordado que la ConsejerĂ­a mantiene los programas preventivos, de vacunaciones, de promociĂłn de la salud y de vigilancia epidemiolĂłgica, de forma que la DirecciĂłn General de Salud PĂşblica dispondrĂĄ de mĂĄs de 75 millones de euros para las diferentes actuaciones que se desarrollarĂĄn en este ĂĄmbito competencial.

TambiĂŠn las actividades en el ĂĄmbito de la ciencia y la tecnologĂ­a se siguen considerando esenciales, por lo que ocho millones se destinan este aĂąo a financiar proyectos de investigaciĂłn, y una cuantĂ­a similar a las tecnologĂ­as de la informaciĂłn y las comunicaciones.

AdaptaciĂłn al Sistema Nacional de Salud
En otro orden de cosas, el consejero ha explicado tambiĂŠn cĂłmo se llevarĂĄ a cabo la modificaciĂłn del Decreto 68/2008 de 4 de septiembre, por el que se creaba el Registro de pacientes en lista de espera de atenciĂłn especializada y se regulaban las garantĂ­as de espera mĂĄxima en intervenciones quirĂşrgicas, para su adaptaciĂłn al Real Decreto 1039/2011, aprobado por el Gobierno de la NaciĂłn.

SĂĄez ha seĂąalado que la realidad actual hace necesario llevar a cabo reformas normativas que permitan reforzar la sostenibilidad, mejorar la eficiencia en la gestiĂłn y garantizar la igualdad de trato en todo el territorio nacional, por lo que la Junta de Castilla y LeĂłn se adaptarĂĄ a la norma fijada para el conjunto del Sistema Nacional de Salud. Dicha norma establece garantĂ­as por demora -es decir, la posibilidad de acudir a un centro privado a cargo de la sanidad pĂşblica- cuando la espera para intervenciones quirĂşrgicas alcance 180 dĂ­as. Sin embargo, la ConsejerĂ­a de Sanidad ha decidido mantener una espera mĂĄxima de 30 dĂ­as para los casos de cirugĂ­a oncolĂłgica y cardĂ­aca no valvular.

El consejero ha recordado que los tiempos medios de espera para ser intervenido en la Comunidad se sitĂşan en 56 dĂ­as -un 26 % menos que en el Sistema Nacional de Salud-, y ha manifestado la necesidad de continuar trabajando para reducir el tiempo de espera, especialmente en los procesos mĂĄs graves.

Por Ăşltimo, Antonio MarĂ­a SĂĄez ha informado tambiĂŠn en el Consejo Regional de Salud sobre las medidas de ajuste que su departamento estĂĄ llevando a cabo, y ha querido recalcar que, a diferencia de otras comunidades autĂłnomas, en Castilla y LeĂłn no se cerrarĂĄ ningĂşn centro ni se bajarĂĄn los sueldos ni otras retribuciones de los profesionales.

En este sentido, ha manifestado que algunas de las medidas de ahorro que se estĂĄn ejecutando, tal y como ya explicĂł en el Parlamento regional, son la reducciĂłn de las estructuras administrativas; la reorganizaciĂłn territorial de los recursos en AtenciĂłn Primaria; la centralizaciĂłn de compras; la reducciĂłn del gasto en conciertos con la sanidad privada; o la ya puesta en marcha ampliaciĂłn de la jornada laboral.