La caída de la actividad económica provoca una caída del 42% de los ingresos tributarios en Salamanca

En el año 2007 la recaudación ascendía a 625 millones de euros, cifra que ha descendido hasta los 367,7 millones del ejercicio 2012.

El incremento de las solicitudes de aplazamientos fiscal y, especialmente, la caída de la actividad económica han provocado un brutal descenso de los ingresos tributarios en Salamanca de un 42% en los últimos años, pasando de los 625 millones del ejercicio 2007 a los 367 de la actualidad, en el acumulado de los meses de enero a noviembre.

 

Así lo ratifican los datos facilitados por el ministerio de Hacienda, que reflejan además que los mayores ingresos provienen del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) con más de 195 millones en el pasado año 2012, lo que supone un descenso del 3,5% respecto al mismo periodo en el año 2011. En la lista le sigue el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) con una recaudación de más de 120 millones de euros en 2012 por los 122,8 de 2011, como tributos más conocidos y relevantes.

 

Por capítulos, el I engloba a la recaudación por IRPF, el Impuesto de Sociedades o el I.R.N.R., con un volumen total de 242,8 millones por los 247 del mismo periodo del año anterior. En el capítulo II, que incluye al IVA, los impuestos especiales y el tráfico exterior, la recaudación ascendió a 119,3 millones por los 212,7 del año anterior, dejando ‘solo’ 5,4 millones de euros para el capítulo III.

 

Por ello, el volumen global de 2012 asciende a 367,7 millones de euros por los 374,2 del pasado 2011 y muy lejos de los 625 del ejercicio 2007 o incluso los 563 del año 2008, que demuestran el mal estado de la economía de la provincia de Salamanca con una nueva muestra. Los números no engañan y el descenso del poder adquisitivo del consumidor se nota aunque la subida del IVA y de otros impuestos puede hacer que estos indicadores se manifiesten de otro modo en el año 2013.