La Bienal incluirá en los premios un accésit de esculturas taurinas

Premios. Luis Alonso Muñoz recoge el galardón del certamen y recibe 18.000 euros por su obra ‘Torso cóncavo’. Cierre. Punto y final a los actos en torno al 60 aniversario de la muerte de Mateo Hernández
Carlos Bermejo

La concejal de Ciudadanía del Ayuntamiento de Béjar, María Rosa Hernández, anunció ayer durante la entrega de premios de la VIII Bienal de Escultura Mateo Hernández que la próxima edición “tendrá un accésit de escultura taurina para conmemorar el tercer centenario de la plaza de toros que se celebra en 2011”. A la cita acudió el alcalde de Béjar, Cipriano González, que presidió ayer la ceremonia de entrega de galardones. El premio recayó en el escultor palentino Luis Alonso Muñoz por la obra Torso cóncavo. El escultor se ha alzado con un premio de 18.000 euros, trofeo y un diploma.

Según los miembros del jurado, a la hora de elegir esta obra tuvieron en cuenta el detalle con el que está tallada la piedra, un material como es la piedra de calatorao, muy difícil de trabajar, a la que “el autor ha conseguido darle movimiento mediante el juego del cóncavo convexo”. El propio ganador, profesor y director de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Palencia, declaró que “la obra está esculpida con mucha dedicación y ha requerido una especial técnica de la que era maestro Mateo Hernández”. De hecho se trata de una de las pocas piezas presentadas al concurso que han sido talladas mediante la talla directa. Precisamente el escultor Mateo Hernández está considerado uno de los artistas más reconocidos fuera de España gracias a su manejo de la talla directa, por lo que el uso de esta disciplina ha sido determinante a la hora de otorgar el premio de la bienal que lleva su nombre.

El accésit Hipólito Pérez Calvo recayó en el escultor Oscar Alvariño, autor de la obra UMA. El resto de las menciones especiales fueron para José Joaquim Bernal por la obra Serena, Carlos Albert por Frontera y el tercero para Manuel Fuentes por Ícaro. Todos ellos recibieron un diploma y un trofeo en la gala de entrega de premios. Con esta ceremonia se pone punto y final a los actos que han homenajeado el 60 aniversario de su muerte.

Sin embargo, a pesar de que han finalizado los actos de homenaje, “seguimos trabajando para convertir a Béjar en la Ciudad de la Escultura” dijo el alcalde, motivo por el que reiteró que “se ha desarrollado una gran promoción de esta bienal y del Museo de Escultura Mateo Hernández de la que estoy muy satisfecho”.

Clausura de la exposición
La entrega de galardones también coincidió con el cierre de la exposición de las obras presentadas a concurso y la muestra temática sobre la biografía de Mateo Hernández que ha contado con esculturas, fotografías, textos y pinturas del artista. Esta última exposición fue prorrogada una semana debido al éxito de público.