La Benemérita se incauta de más de dos kilos de droga escondida en una furgoneta

La Benemérita se incauta de más de dos kilos de droga escondida en una furgoneta
E. G.

El arresto se produjo en torno a las 18.20 horas, momento en que los agentes de la Guardia Civil de Linares se encontraban realizando un control en el kilómetro 25 de la SA-220, a la altura del municipio salmantino de Santibánez de la Sierra.

En una furgoneta viajaban dos hombres, de nacionalidad alemana, a los que los agentes les dieron el alto. Durante el registro efectuado al vehículo, el perro detector de droga señaló la parte trasera de la furgoneta, donde los efectivos hallaron diversas sustancias. Se incautaron de seis bolsas de plásticos que contenían 650 gramos de marihuana, además de 26 bellotas de hachís, que arrojaron un peso de 260 gramos y 15 bloques de hachís, cuyo peso total asciende a los 1.104 gramos.

Por estos hechos, los agentes procedieron a detener a los dos ocupantes de la furgoneta, cuyas identidades responden a las iniciales M. R. y W. K.

En el momento del arresto, ambos sospechosos aseguraron que las sustancias incautadas no eran de su propiedad, sino que se las encontraron en una playa de Portugal, de donde procedían.

Durante este año han sido varias las incautaciones de hachís efectuadas por la Guardia Civil. Así, a finales de abril, agentes de la Benemérita hallaron más de 400 gramos de hachís en el mismo control, en la Nacional 630. En el maletero de un autobús de línea regular, que hacía la ruta Algeciras-La Coruña, encontraron 200 gramos de hachís. Ese mismo día, debajo del asiento del copiloto de un vehículo hallaron 225 gramos de marihuana.

En ese mismo mes, los agentes detuvieron a un joven de 26 años que viajaba en un autobús de línea regular con destino a La Coruña y que escondía en una mochila 1.007 gramos de hachís.

También, a finales de marzo, en la glorieta de la SA-20, en la CL-512, término municipal de Aldeatejada, un conductor fue detenido con 900 gramos de hachís. El mayor golpe se efectuó en marzo, cuando la Policía Nacional detuvo a ocho personas al incautarles 13.600 gramos de hachís.