La basura espacial rodea la Tierra, hay ya 17.000 escombros a nuestro alrededor

La basura espacial ha registrado un aumento de 311 nuevos cuerpos entre los meses de abril y septiembre, según laOficina del Programa de la NASA de Restos Orbitales. Estas cifras confirman el aumento de estos cuerpos en 2014, después de que 2013 terminara como el primero del siglo en registrar un descenso.

 

Así, la basura espacial que orbita la Tierra suma, hasta el 1 de octubre de este año, un total de 16.994 escombros. Por 'basura espacial' se entiende la cantidad de satélites activos o inactivos que han sido lanzados o bien bajados de sus órbitas para ser hundidos en el mar, así como cohetes espaciales antiguos y en funcionamiento, y demás objetos procedentes de la fragmentación de residuos, generados por ejemplo en explosiones.

 

De manera desglosada, de estos 16.994 cuerpos espaciales que rondan el planeta, la Comunidad de Estados Independientes --antigua Unión Soviética-- se mantiene como la que mayor cantidad de basura desecha al espacio, con un total de 6.385 objetos (que ha subido en 215 objetos desde principios de año); seguida de Estados Unidos con 5.028 y de China con 3.785.

 

Mientras, la Agencia Espacial Europea (ESA) sigue siendo la entidad que menos objetos emite al espacio, con 96 cuerpos, de los cuales 50 proceden de explosiones y 46 son cohetes, cuerpos y demás escombros.

 

Además, hay países que independientemente de la agencia espacial a la que pertenezcan, también envían y 'tiran a la órbita terrestre' aparatos espaciales. Así, sería el caso de los 505 franceses, los 202 que tiene Japón, los 174 indios, o los 819 de 'otras' naciones, según se desprende de este informe de la NASA.

 

El programa de la NASA encargado de controlar la basura espacial es el 'U.S Space Surveillance Network' (SSN). La iniciativa la desarrolla el Gobierno de Estados Unidos y tiene como principal objetivo detectar, controlar, catalogar e identificar estos objetos hechos por el hombre y que orbitan alrededor de la Tierra.

 

Asimismo, se encarga de predecir cuándo y dónde caerá un objeto de nuevo en la Tierra, cuál es su posición en el espacio, detectar nuevos cuerpos residuales en el espacio y a qué país pertenecen, además de informar a la NASA si estos objetos interfieren con la estación Shuttle.

 

Las agencias espaciales de todo el mundo están cooperando en investigar los residuos espaciales, y la iniciativa Clean de la ESA, lanzada en 2012, tiene como objetivo desarrollar la tecnología para recuperar y retirar de forma segura la basura espacial.