La balanza entre nacimientos y muertes refleja un descenso del 31% de la población salmantina

Por su parte, un total de 335 parejas contrajeron matrimonio en la provincia en el mismo periodo

La provincia de Salamanca refleja un contundente resultado en la balanza entre nacimientos y muertes: 586 ciudadanos más han perdido la vida que han iniciado una nueva. Así lo reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el periodo entre que oscila entre los meses de enero y de junio de 2011.

En concreto, en la provincia de Salamanca, la cifra de nacimientos alcanzó los 1.300 en los primeros seis meses del pasado año 2011, situándose en el cuarto puesto de la Comunidad por detrás de Valladolid (2.291), León (1.619) y Burgos (1.595) y superando a Ávila (694), Palencia (639), Segovia (729), Soria (351) y Zamora (569). Además, la cifra de Salamanca refleja un 13% del total de Castilla y León.

En lo que se refiere al punto opuesto, las muertes, el número alcanzó los 1.886 ciudadanos en los seis primeros meses del año, siendo Salamanca la cuarta provincia que más defunciones registró de la Comunidad por detrás de Valladolid (2.377), León (3.012) y Burgos (1.990).

335 matrimonios en un semestre
Por otro lado, la provincia de Salamanca ha registrado en el primer semestre un total de 335 uniones matrimoniales, también la cuarta de Castilla y León superada por Valladolid (785), León (548) y Burgos (447). El total de la Comunidad fue de 2.979 matrimonios, representando Salamanca un 11% del total.

El mes más prolífico en este apartado fue junio con 126 enlaces y el menos enero con solo 21 matrimonios celebrados.