La balanza entre nacimientos y muertes arroja un saldo negativo de 4.591 personas en la última década

La región también experimenta una diferencia negativa en el mismo periodo mientras que en España es a la inversa

La tasa de mortalidad supera a la de natalidad en la provincia de Salamanca, o lo que es lo mismo, la cifra de fallecidos es superior a la de nacimientos en la última década, según reflejan los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, en el periodo 2000-10, Salamanca registró un balance negativo es este aspecto demográfico, con un total de 36.635 nacimientos y 41.236 muertes, un total de 4.591 personas menos en esta década, lo que no supone que sea la pérdida total de población, porque la llegada de inmigrantes es, y seguirá siendo, el único factor de crecimiento demográfico de Salamanca y España en la lucha contra el despoblamiento.

Por su parte, en Castilla y León también se ha producido un balance negativo en estos dos apartados, con un total de 223.818 nacimientos y 293.106 muertes, cifras que delatan una diferencia de 69.288 personas menos en el periodo 2000-10. Por el contrario, en el conjunto de España, esta comparación resulta positiva con 919.610 nacidos más que fallecidos, resultantes de los más de 5 millones de nacimientos y 4,1 millones de muertes.

El año 2003, el del ‘baby boom’ en Salamanca
Analizando los datos relativos a la provincia de Salamanca en profundidad, se aprecia que la media de nacimientos en todos los años es regular, con en torno a 2.600 nacidos cada año, con una excepción muy llamativa que data del ejercicio 2003. Entonces, y según datos del INE, en la provincia de Salamanca nacieron 8.186 niños, rompiendo claramente la media del resto de años que se mantenía en los niveles anteriores.

Este fenómeno también se extrapola a Castilla y León, porque si la media de nacimientos de cada años ronda los 18.000 o 19.000 nacimientos, en el año 2003, se dispara hasta los casi 30.000, rompiendo claramente esa tendencia. Sin embargo, en España no se nota este incremento porque la media es bastante regular con en torno a 450.000 nacimientos por año.

La mortalidad, estable
Por su parte, en lo que se refiere a las cifras de mortalidad, la provincia de Salamanca registra una media de 3.700 fallecimientos en cada año en el periodo 2000-10 sin cambios significativos en ninguno de los ejercicios analizados. En la comunidad ocurre algo similar porque la media de muertes oscila las 24.400 muertes por año.

Por último, en España han muerto en la última década un total de 4.141.774 personas, lo que supone una media de 345.000 personas al año.