La austeridad y el silencio, protagonistas en la procesión del Cristo de los Doctrinos

Sin musica en el desfile, las palmas de los fieles y el ruido de las cadenas acompañaron a las dos imágenes

La cofradía de la Vera Cruz pudo salir en procesión con el Cristo de los Doctrinos y la Virgen de la Amargura por primera vez en dos años, a pesar de la leve amenaza de lluvia que tuvo lugar por la tarde.

 

La austeridad y el silencio volvieron a ser protagonistas del único desfile de Salamanca que no lleva acompañamiento musical y que este año cumple su vigésimo novena edición.

 

Como novedades, la imagen de la Virgen estrenó tanto el manto de terciopelo como la saya de luto gracias a la ayuda de algunos de los miembros de la centenaria cofradía.

 

Cientos de salmantinos, la mayor parte de ellos apostados en el campo San Francisco, acompañaron a esta procesión hasta cerca de la medianoche, en la que el recogimiento volvió a ser el gran protagonista.

Foto: I. C.
Ver album