La audiencia preliminar por el crimen de Boecillo se celebra el 18 de junio

Uno de los tres menores discapacitados tenĂ­a tres aĂąos y era de Salamanca

La extrabajadora de Mensajeros de la Paz acusada del triple asesinato de tres menores discapacitados en agosto de 2011 en Boecillo, localidad vallisoletana donde dicha ONG posee un centro de acogida, conocerĂĄ los cargos concretos que se le imputan y penas solicitadas en el transcurso de una audiencia preliminar, conforme a la ley de jurado, que tendrĂĄ lugar el prĂłximo dĂ­a 18 de junio, segĂşn informaron a Europa Press fuentes jurĂ­dicas.

Aunque la acusada, Gabriela L.B, de 55 aĂąos, estĂĄ al corriente de que las acusaciones pĂşblica y las tres particulares le imputan tres delitos de asesinato y solicitan 20 aĂąos de prisiĂłn por cada uno de ellos, junto con el pago de indemnizaciones de entre 150.000 y 500.000 euros, serĂĄ ese dĂ­a, en una pequeĂąa vista, cuando se le dĂŠ traslado oficial de tales peticiones, con lo que la celebraciĂłn del correspondiente juicio con jurado no tendrĂĄ lugar hasta despuĂŠs del verano.

El juicio, segĂşn las mismas fuentes, podrĂ­a incluso evitarse en el supuesto de que prosperaran los Ăşltimos intentos que tanto Mensajeros de la Paz como la Junta de Castilla y LeĂłn, responsables civiles de las indemnizaciones, estarĂ­an llevando a cabo para pactar una sentencia de conformidad, acuerdo que exigirĂ­a una sustancial rebaja de las pretensiones econĂłmicas de las tres acusaciones particulares.

Por su parte, la letrada de la defensa presentĂł hace varias semanas su escrito de calificaciĂłn en el que considera inimputable a la procesada y solicita su internamiento en un centro psiquiĂĄtrico durante el tiempo mĂ­nimo imprescindible.

Los cadĂĄveres de tres menores discapacitados de 3, 9 y 14 aĂąos que la acusada tenĂ­a a su cargo en el centro 'Nuevo Amanecer' de Mensajeros de la Paz, sito en el nĂşmero 1 de la calle Almendro, en la urbanizaciĂłn El Moral de Boecillo, aparecieron el dĂ­a 15 de agosto del pasado aĂąo en su habitaciĂłn y con sus cabezas cubiertas con papel de cocina film. La autopsia constatĂł como causa de la muerte la asfixia mecĂĄnica.

La procesada, que ha sido declarada imputable por los forenses, pese a reconocer que sufrĂ­a un trastorno adaptativo, ha venido sosteniendo hasta ahora que no recuerda nada de lo ocurrido aquel trĂĄgico dĂ­a.

Gabriela, de origen uruguayo, ya protagonizĂł un intento de suicidio el 10 de septiembre del pasado aĂąo, cuando, de forma voluntaria, se arrojĂł desde una terraza del Centro Penitenciario de Valladolid y sufriĂł diversas fracturas, mientras que dieciocho dĂ­as despuĂŠs, cuando se recuperaba de las lesiones en el ClĂ­nico Universitario, aprovechĂł un descuido de los sanitarios para abrirse los puntos de la herida.