La Audiencia no ve delito en la pitada al himno de España

Pitada al himno español (Foto: E. P.)

El juez Andreu considera que se trató de un comportamiento "desagradable", pero no una conducta injuriosa ni encuadrada en el Código Penal.

El juez de la  Audiencia Nacional Fernando Andreu ha rechazado investigar por un delito de injurias contra el titular de la Corona y otro de ultrajes a los símbolos o emblemas de España la "masiva y colectiva" pitada al himno nacional que tuvo lugar el pasado 30 de mayo durante la final de la Copa del Rey, presidida por Felipe VI, en el Camp Nou mientras se disputaban el título el Fútbol Club Barcelona y el Athletic Club de Bilbao.

 

El magistrado ha dictado un auto en el acepta la competencia de la causa de la que se inhibió el juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona, para a continuación decretar el archivo de las actuaciones al no ser los hechos investigados constitutivos de ninguna infracción penal, al contrario de lo que sostenía la Fiscalía.

 

Manos Limpias se querelló en los juzgados de  Barcelona contra los clubes, mientras que Vox denunció a Catalunya Acció por la emisión de un "manifiesto" de convocatoria, al que se adhirieron Sobirania i Progres; CADCI, Plataforma pel Dret a Decidir, Internacional Comisión of European Citizens, Fundació Pr-esident Macia, Ara o Mai, Catalunya diu Prou, Casal per la Llibertad i la Independencia de Catalunya, Societat Catalana de Lliure Opinió, Movimiento de Cultura Popular El Sotrac y Units per Declarar la Independencia de Catalunya.

 

En su auto, el juez Andreu recuerda que el magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ya archivó una querella presentada por la Fundación Denaes por hechos similares que se produjeron en la final de la Copa del Rey de 2009 y la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal avaló  su decisión.

 

En aquel entonces, apunta, la Fiscalía enmarcó la "sonora" pitada en el derecho a la libertad de expresión y afirmó que "esa forma de expresar unas determinadas críticas, en las que se mezclan reivindicaciones deportivas (como es el solicitar que determinadas autonomías tengan selecciones deportivas propias) con políticas (no considerarse parte de un país) no pueden considerarse como delictivas, aunque las mismas se dirijan al jefe del Estado y al himno de la nación".

 

El magistrado añade que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal respaldó el archivo dictado por el juez Pedraz en 2009, cuando señaló que "el comportamiento más que desagradable que tuvieron que soportar los monarcas y todo aquel que no compartiera lo que estaba aconteciendo" no encaja en una conducta injuriosa ni encajada en ningún tipo penal.

 

El responsable jurídico de VOX, Javier Ortega-Smith, ha anunciado a Europa Press su intención de recurrir el auto de archivo dictado por Andreu. El partido ya denunció los hechos en el juzgado de Instrucción número 2 de Barcelona al entender que la pitada "implicó directamente una afrenta y un perjuicio a todos los españoles".

 

FISCALÍA VE INJURIAS AL REY

 

La Fiscalía defendió en el escrito, que los silbidos de la final del torneo pueden tipificarse en el artículo 490.3 del Código Penal, que castiga las injurias al Rey en el ejercicio de sus funciones con una pena de seis meses a dos años de prisión si fueran graves, y con una multa de seis a doce meses en caso de no serlo.

 

A su juicio, la pitada constituye también el delito previsto en el artículo 543 del Código Penal, que castiga las "ofensas o ultrajes a España, a sus comunidades autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad", con una multa de siete a doce meses de prisión.

 

Considera la Fiscalía que, si bien lo instruido hasta la fecha revela que la entidad que llevó a cabo la convocatoria fue Catalunya Acció, presidida por Santiago Espot y Piqueras, el resto de asociaciones se adhirió a su manifiesto, titulado "Por la pitada al Himno Español y al Rey Felipe de Borbón".

 

En dicho manifiesto se señalaba que se presentaba una "ocasión inmejorable para manifestar" que querían "dejar de ser súbditos del reino de España" para convertirse "únicamente en ciudadanos de una Cataluña independiente" ante la presencia en el palco de Felipe de Borbón.

 

"Debe ser entonces cuando, proponemos, todos los seguidores catalanes que asistan al partido ( y los que no también ) deben manifestar sonoramente su desacuerdo, tanto por la presencia del monarca como por el sonido de los acordes del himno español, con una sonora pitada, que sin duda acompañaran también los seguidores vascos", añadía el texto del manifiesto.

 

Este comunicado, según recuerda la Fiscalía en su escrito, se publicitó en el perfil de Facebook de la entidad Catalunya Acció, en donde al día siguiente se anunció que esta entidad y el resto de las impulsoras repartirían miles de silbatos para hacer mas sonora la protesta contra la presencia del monarca español y la interpretación de la marcha real en la capital de Cataluña.