La Audiencia decreta que el condenado por el crimen de Villamayor siga encarcelado

Topas. José G. M. permanece en la cárcel desde hace casi cuatro años, ya que en 2008 se le prorrogó la prisión provisional a la espera de la vista oral
E. G.

La Audiencia Provincial de Salamanca ha decretado que el condenado por la muerte de Raúl Grandes la madrugada del 5 de febrero de 2006, José G. M. continúe en prisión a la espera de que la sentencia adquiera firmeza, siendo ya la segunda vez que le prorrogan la prisión provisional.

El pasado miércoles, el condenado a quince años de cárcel (doce por un delito de homicidio y tres por las lesiones causadas al hermano de la víctima mortal), acudió a la sala de vistas de la Audiencia Provincial donde se juzgó si José G. M., debiera permanecer en prisión preventiva o ser puesto en libertad hasta que la sentencia sea firme. Al respecto, tanto el Ministerio Público como la acusación solicitaron ampliar la prórroga de prisión mientras que la defensa solicitó su puesta en libertad alegando que su defendido debería tener el mismo trato de igualdad que sus hermanos, que están condenados a tres años de prisión por lesiones y permanecen en libertad. Además, resaltó la buena conducta penitenciaria del condenado.

Por su parte, el condenado José G. M., pidió su excarcelación porque “quiero trabajar para pagar la hipoteca y la responsabilidad civil a la que me han condenado”.

Por último, la Fiscalía anunció que ha interpuesto un recurso de casación, al considerar que el fallo del Alto Tribunal debe extender la coautoría del homicidio a los dos hermanos del condenado. También la acusación ha recurrido ante el Tribunal Supremo.