La Asociación Salamanca por la Memoria y la Justicia muestra su apoyo a Garzón

El presidente de honor de la asociación declarará como testimonio de la defensa del juez
La Asociación Salamanca por la Memoria y la Justicia ha querido manifestar públicamente su "apoyo y solidaridad con el juez Garzón en los procedimientos judiciales contra él instruidos, especialmente el que tiene que ver con la investigación de las víctimas del franquismo".

Según han explicado en un comunicado, esta asociación instó al juez a que iniciara ese procedimiento y le aportó documentación acreditativa de "la violencia represiva durante la Guerra Civil y la época franquista en la provincia de Salamanca". En esa información, que puede consultarse en su página web, se recogen más de 1.100 víctimas mortales, "la mayoría asesinados sin proceso judicial, así como varios miles más de represaliados políticos".

Según denuncia la asociación, "ninguno de estos casos ha sido tratado judicialmente y aún hoy son muchos los enterramientos clandestinos pendientes de localización y de exhumación por toda España, siendo nuestro país una excepción en el panorama internacional a ese respecto. De ahí el gran interés que suscitó en su momento la posibilidad de que el poder judicial pudiera al menos acreditar la magnitud de los crímenes cometidos, que sin exageración pueden conceptuarse como genocidio".

Luis Calvo Rengel, presidente de honor de ASMJ, prestará declaración en el juicio como testimonio de la defensa del Garzón. "Su voz, junto con la de tantas otras víctimas o familiares de víctimas, pondrá en evidencia lo absurdo de este caso, que sería un nuevo ejemplo de la “justicia al revés” de que hablaba Serrano Suñer en otro tiempo", afirma la asociación en un comunicado. Y añaden "a 75 años de la sublevación fascista que dio paso a esta trágica realidad resulta vergonzoso que una sociedad democrática tolere el sometimiento de la justicia a las inercias estamentales e ideológicas del franquismo. El juez Garzón vendría a ser una víctima más de éste si la opinión pública española no logra que prevalezcan la verdad y la justicia".