La artillería moscovita tumba a un Real Madrid con poca defensa

'Chacho' Rodríguez ante Teodosic, en uno de los duelos del partido

El Real Madrid hincó la rodilla este miércoles (87-96) ante el CSKA de Moscú en la novena jornada del 'Top 16' de la Euroliga, un choque peleado por los de Pablo Laso pero no lo suficiente para tumbar al líder del Grupo F

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (14), Carroll (9), Maciulis (-), Reyes (13) y Ayón (20) -cinco inicial--, Sergio Rodríguez (15), Rivers (3), Nocioni (4), Lima (2) y Taylor (7).

 

CSKA MOSCÚ: De Colo (12), Jackson (-), Freeland (6), Kurbanov (7) y Vorontsevich (8) -cinco incial--, Teodosic (15), Fridzon (13), Korobkov (-), Higgins (10), Khryapa (9) y Hines (16).

 

PARCIALES: 18-18, 19-24, 25-22 y 25-32.

 

ÁRBITROS: Jovcic (SRB), Paternico (ITA) y Latisevs (LET). Eliminado por faltas personales Sergio Llull en el Real Madrid y Freeland en el CSKA.

 

PABELLÓN: Barclaycard Center, 11.792, espectadores.

El cuadro ruso se escapó en el Barclaycard Center con su séptima victoria para poner rumbo directo a los cuartos de final. El Madrid peleó hasta el último cuarto por un triunfo que le permitiera afianzar sus opciones antes del 'tour' hacia Kaunas, Barcelona, Atenas y Vitoria. La artillería moscovita desmontó a un Madrid que tendrá que remar a domicilio (5-4).

 

Los blancos, que llegaban con ocho victorias seguidas, la última épica con una canasta de Sergio Llull desde 20 metros en Valencia y un título copero entre medias, aguantaron de pie hasta el último parcial. Ahí, la diferencia de acierto entre ambos equipos con cinco triples de los rusos en los primeros compases dejó sin argumentos a los de Laso.

 

Ya en el primer tiempo el Real Madrid sudó para seguir el ritmo del trasatlántico rojo. El acierto exterior y una rotación sin fin castigó a los de Pablo Laso, sustentados en Gustavo Ayón y una más que digna aportación del banquillo. El duelo del mexicano lo aceptó Vorontsevich, aunque pronto los focos fueron para Sergio Rodríguez y Milos Teodosic.

 

El coque de 15 Copas de Europa sobre el parqué subió de temperatura con la entrada de ambos. Mientras, el esperado duelo entre los 'MVP' en febrero de la Liga Endesa, Sergio Llull, y del 'Top 16', Nando de Colo, quedó en segundo plano. El Madrid sostuvo el toma y daca, con 12 minutos seguidos de Llull sin el acierto esperado por los blancos, en el segundo parcial.

 

Nocioni mantuvo alto el pabellón bajo el aro, con dos tapones casi seguidos, pero la exigencia máxima del CSKA sacó tajada en los visitantes. Un arreón a tres del final del primer tiempo puso un 28-34 en el marcador y amenazó a los blancos. El primer triple de Llull en el partido, al quinto intento, atenazó la escapada y realimentó la fe del Madrid en sus opciones (37-42).

 

Los de Laso tomaron la buena decisión de seguir en esa línea con la segunda parte. Dos triples de Carroll, la combinación de antideportiva-técnica de Hines y un Palacio encendido metieron al Real Madrid de lleno en la pelea tras cinco minutos (52-52). De Colo estrenó su casillero de puntos para sacar a los suyos del atolladero, pero la intensidad blanca cortó el alegre ritmo rival.

 

El Madrid mejoró en defensa y frenó parte del potencial de Dimitris Itoudis, insuficiente para ponerse por delante con diez minutos por delante (62-64). Se puso serio el CSKA y cortó de raíz la furia blanca. Teodosic y Fridzon ajusticiaron al campeón para dar más peso aún a la candidatura al título de los de Moscú, pese a que en el último minuto tentaron a la épica blanca.