La ampliación de la jornada no reducirá los horarios de guardias

El consejero de Sanidad ha explicado a los sindicatos que la propuesta del Gobierno regional es que el paso de las 35 a las 37,5 horas semanales supondrá trabajar dos tardes y/o un sábado por la mañana al mes

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, se ha reunido con los sindicatos en la Mesa sectorial de los profesionales de las instituciones sanitarias públicas de Castilla y León, para negociar la aplicación de la ampliación de la jornada laboral de las actuales 35 horas a 37 horas y media semanales, después de escuchar las propuestas de todas las agrupaciones sindicales a lo largo de la semana pasada, por las que se están llevando a cabo protestas cada semana.

Las propuestas de la Consejería de Sanidad pretenden una aplicación de la nueva jornada, que afectará a todas las categorías profesionales, de acuerdo con tres criterios: dedicar esas horas a actividad asistencial; lograr una mayor eficiencia; y realizarlo en las mejores condiciones y con las menores incomodidades para el personal sanitario.

Durante la Mesa sectorial, el consejero ha aclarado que la ampliación de la jornada se concretará en diez horas mensuales adicionales para los que trabajen en horario de mañana -distribuidas en un máximo de dos tardes y/o una mañana de sábado-, mientras que, quienes trabajen a turnos, verán ampliada su jornada anual sin modificar sus condiciones actuales.

Además, la ampliación de jornada no supondrá reducir o absorber los actuales horarios de realización de las guardias, que continuarán desarrollándose entre las tres de la tarde y las ocho de la mañana y durante las 24 horas los días festivos.

De hecho, el sindicato de médicos de Castilla y León (Cesmcyl) ya anunció que movilizaría a los facultativos de la Comunidad "hasta las últimas consecuencias", incluida la huelga, si Sacyl no negocia los "recortes" anunciado. El responsable sindical en la provincia de Salamanca, Jesús Arcaya, ya manifestó a este diario a principios de mes que una de sus peticiones era que "estas medidas no recaigan solo sobre el colectivo médico, sino en todo el sanitario".

El consejero ha recordado también que estas medidas se enmarcan en una situación de dificultades en la que desde todos los sectores se está pidiendo a los ciudadanos y también a la propia Administración un esfuerzo adicional.