La ambición y calidad de Avenida no le deja perder, ni cuando le conviene

DOMINIO. El conjunto salmantino estuvo al frente en el marcador, salvo contadas excepciones, durante todo el choque
I. C.

Con Silvia, Erika y Sancho en chándal, las intenciones de Perfumerías Avenida estaban claras: Una vez hechos los deberes en la Liga, no había que arriesgar lo más mínimo de cara a la inminente Final Four. “Nosotros hemos hecho nuestro trabajo y no tenemos que hacer el de nadie” aseguró Mondelo en los minutos iniciales.

Sin embargo, a pesar de prescindir de sus tres puntales sobre la cancha, Perfumerías Avenida dominó todo el primer cuarto (que acabaría 24-18) gracias a la implicación defensiva del equipo charro. Tomando riesgos con cambios en los bloqueos y mostrándose muy dinámicas en ataque, las salmantinas lograron mandar en el marcador durante los trece primeros minutos con Torrens y Snell como máximas anotadoras.

Pero en el comienzo del segundo cuarto despertó la mejor versión de Amaya Valdemoro desde 6.75 metros y, con tres triples casi consecutivos, logró que Rivas Ecópolis diera solidez a su pequeña ventaja en el marcador (24-25 primero y, ya en el minuto seis, 30-36).

Por parte charra, Mondelo alternó en la posición de base a Xargay y De Mondt, mientras que en la bombilla fueron rotando Montañana, Gil y Gastaminza. La murciana no tardó en hacer su tercera falta, por lo que Anna y Amaya asumieron el protagonismo en este segundo parcial como postes. A pesar de ello, el juego ofensivo de Avenida fue más abierto que nunca por las características de sus jugadoras, y apenas postearon bajo el aro madrileño.

Alternando en estos minutos la zona con la defensa individual, Avenida logró remontar el marcador adverso para irse al descanso con un punto arriba (39-38) y la noticia de que Zaragoza ganaba en principio con amplitud su choque ante Girona…
En la reanudación, Avenida continuó en una zona 2x3 que a las madrileñas les costaba atacar. Sin embargo, Avenida perdía su ventaja en el rebote, en el que Rivas era sensiblemente superior, sobre todo cuando coincidían en la cancha Gil y Gastaminza.

En el encuentro, por momentos, tenían más protagonismo los errores que los aciertos y es que en la cancha estaban muchas de las no habituales en ambos bandos. De hecho, hubo minutos en los que, incluso, se dieron cita hasta nueve españolas en pista. El partido ideal para que José Ignacio Hernández, seleccionador nacional, tome buena nota.

Pero el espíritu ganador de Avenida siempre está ahí a pesar de que era su segunda unidad la que estaba en la cancha. Por eso, y quizá porque el propio Rivas tampoco estaba interesado en ganar, Avenida se puso de nuevo por delante en el marcador en los últimos cinco minutos, en los que arrancó con un empate a 63. Incluso en los últimos minutos, con Montañana en el banco de forma definitiva, el equipo salmantino se iba hasta los 8 puntos de renta (75-67) a falta de un minuto.

Un cúmulo de despropósitos de cara a la clasificación, aunque también una muestra más de que este equipo es el mejor de la Liga actual y así debería reflejarse al final de la competición.