La Alianza UPA-COAG inicia actuaciones jurídicas para que se cumpla la sentencia del Supremo sobre el lobo

Tras más de ocho meses publicada la sentencia en firme, la Consejería de Medio Ambiente, según la Alianza UPA-COAG, sigue sin abonar ni un solo expediente de denuncia por ataques de lobos al sur del Duero.
 

La Alianza UPA-COAG se ha visto "obligada" a emprender nuevas actuaciones jurídicas relacionadas con los ataques de lobos en la región para lograr amparo legal, y para que se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo de meses atrás.

 

Esta resolución judicial en firme, hecha pública en marzo de este mismo año, y ganada por La Alianza, exigía a la Junta de Castilla y León a indemnizar los daños por vía patrimonial a los ganaderos afectados por los ataques de lobos.


 
La Consejería de Medio Ambiente a día de hoy, según informa esta organización, sigue incumpliendo dicha sentencia a pesar de que lleva publicada hace más de ocho meses. La Alianza UPA-COAG considera que el Gobierno regional  tendría que haberla asumido no sólo de palabra como hizo en su día sino también, y sobre todo, a efectos prácticos abonando los numerosos expedientes de denuncia que tiene ya acumulados desde la resolución de la misma. 

 

La Alianza UPA-COAG va a recurrir a la vía judicial en este caso para exigir que las indemnizaciones se hagan con carácter de urgencia, y no se retrase en el tiempo hasta el punto de "dejar absolutamente indefensos a los ganaderos afectados".

 

Por otro lado, esta organización exige a la Consejería de Medio Ambiente que actúe reduciendo el número de ejemplares en amplias zonas de la región cuya población de lobos es muy elevada, como lo demuestra el hecho de las continuas denuncias de los afectados en los últimos meses.

 

"La presión que sufren los ganaderos es insoportable, y el nivel de hartazgo de los productores es muy grande teniendo en cuenta la desidia que demuestra la Administración regional, no solo porque no cumple su obligación de pagar los expedientes por  ataques al sur del Duero, sino porque tampoco controla una especie cada vez más extendida por toda la región", finalizan.

Finalmente, desde LA ALIANZA UPA-COAG lamentamos la comprensión de algunos grupos de acción local, y ecologistas, que con el ánimo de ejecutar ciertos programas, siguen justificando la existencia `en densidad moderada de lobos´(sic), a pesar de los graves destrozos que ocasionan en las explotaciones, lo que contribuye a la insoportable presión que sufren actualmente los ganaderos, y al abandono de estos del medio rural.