La alianza UPA-COAG denuncia otro ataque de buitres en Hinojosa de Duero

Ha tenido como consecuencia la muerte de ua novilla y su becerro.

La alianza UPA-COAG de Salamanca ha denunciado un nuevo ataque de buitres en una explotación ganadera de Hinojosa de Duero, que ha tenido como resultado la muerte de una novilla primeriza y su becerro, recién nacido.

 

El ataque se ha producido en una zona cercana al río Huebra, en las Arribes, hábitat de un gran número de buitres. La proliferación de estas aves necrófagas ha alertado a los responsables de las explotaciones ganaderas, que ven como sus ovejas y vacas, sobre todo en el momento del parto, son muy vulnerables a los ataques.

 

UPA-COAG ha exigido a la Junta de Castilla y León "que deje de mostrarse contemplativa con los ataques cada vez más frecuentes de buitres, y que de una vez por todas se adopten todas las medidas necesarias para que estos animales dispongan de alimento necesario y así el ganado vivo no se convierta en su principal objetivo", así como la indemnización a los ganaderos que han obtenido pérdidas por los ataques.

 

La alianza ha vuelto a pedir que se permita a los dueños de las explotaciones dejar los cadáveres de animales en el campo, para que las especies necrófagas puedan alimentarse de ellos y se alivien los ataques a animales vivos.