La Alianza denuncia que el sector cuenta con un 0,37% de jóvenes y demanda una PAC "fuerte y sin engaños"

COAG y UPA critican la actuación del Ministerio en torno a la Norma del Ibérico y alaba el consenso alcanzado por la Junta en la Comunidad.

La llegada del fin de año agroganadero deja un balance de fin de año muy poco positivo para la Alianza por la Unidad del Campo que forman COAG y UPA en todos los ámbitos. Quizá dos de los más importantes se centran en la edad de los trabajadores del sector y en el futuro de las ayudas de la PAC, sin dejar de lado, ni mucho menos, el cambio de la Norma del Ibérico.

 

Así las cosas, el secretario provincial de UPA, Guillermo González, ha ofrecido datos acerca de la edad de los trabajadores del campo salmantino, con un balance "nefasto", que refleja que solo el 0,37% de los agricultores y ganaderos tiene menos de 25 años, "es decir, el campo se queda sin futuro", dijo.

 

Además, solo el 4,75% cuenta con entre 25 y 34 años; el 15,6% entre 35 y 44 años; el 24,02% entre 45 y 54 años; y otro 24% de 55 a 64 años. Pero "el dato más importante es que los profesionales activos en el sector de más de 65 años son el 31,23% del total", dijo.

 

González también hizo mención a los resultados de las Cámara Agrarias agradeciendo la labor de los profesionales del sector "para ser un instrumento necesario de apoyo a los agricultores y ganaderos de Salamanca. Asimismo, desde la Alianza barruntan que pueden tomar posesión de su cargo el próximo 8 de enero con sus doce vocales y "haremos una gestión de la mejor manera posible pero que quede claro que no vamos a dejar a nadie sin cobrar aunque nos haya tocado tomar decisiones impopulares como despidos ante la fañta de recursos".

 

PAC "fuerte y sin engaños"

 

Por otro lado, uno de los asuntos que más preocupa al sector se refiere al futuro de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC), ante lo que el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, destacó que el año 2014 "ya no va a entrar en la nueva PAC pro sí va a haber recortes. No obstante, lo que le pedimos al Ministro es que no mienta porque las ayudas se van a ver recortadas en 6.000 millones de euros, que dicen que van a ir destinado a fondos de desarrollo rural, que está bien, pero que no era lo que habían prometido", dijo Pérez.

 

Sin duda, otro de los puntos candentes es la modificación de la Norma del Ibérico, que según Pérez recoge "un error del Gobierno si no modifica su postura". Para Aurelio Pérez, "la Consejería ha buscado y encontrado el consenso casi con todo el sector porque hay algunos como la DO Guijuelo que apoyan pero no firman el documento".

 

Asimismo, reconoció que una de las propuestas que recoge el documento de consenso en Castilla y León es la de las tres clasificaciones, "bellota, campo y cebo, asegurando una calidad de los productos de Salamanca y Castilla y León, igual que la información que se le puede dar al consumidor, que debe ser veraz y segura", dijo Pérez.

 

Por ello, aseguró, "valoramos de un modo muy positivo el consenso alcanzado en Castilla y León por el sector pero criticamos la labor del Ministerio y en concreto de Isabel García Tejerina, que ayuda muy poco a los productores de la región, por lo que podría irse para su casa", señaló.

 

Además, la Alianza por la Unidad del Campo dijo que los sectores agroganaderos se encuentran en una pésima situación, "ya sean los cereales, el vacuno de leche, el ovino de leche o el porcino, por no hablar del remolacahero, totalmente de abandonado y perdido por las ayudas que la Junta ha suprimido, igual que los seguros agrarios", concluyó.