La Alianza COAG-UPA pide 8 millones de euros a la Junta por los daños del lobo y lo califica como "deuda moral"

El secretario provincial y regional de COAG Aurelio Pérez (i) y el secretario provincial de UPA, Guillermo González (Foto: Chema Díez)

La Alianza por la Unidad del Campo se congratuló de las sentencias favorables de la Justicia para que la Administración se haga cargo de los daños ocasionados por el lobo y las avutardas.

La Alianza por la Unidad del Campo que forman los sindicatos agrarios COAG y UPA se han congratulado de la decisión de varios Tribunales, entre ellos el Supremo, de darles la razón en las denuncias presentadas por los daños del lobo y las avutardas que han causado daños a los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca.

 

Así lo han indicado el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, y el secretario provincial de UPA, Guillermo González, quienes mostraron su satisfacción por las sentencias favorables que dejan en entredicho "la labor de la JUnta de Castilla y León y la forma en la que elude sus responsabilidades".

 

Aurelio Pérez cuantificó los daños desde el año 2009 por el lobo, ya que la primera sentencia en firme a "nuestro favor data de abril de 2009, y hasta ahora la Junta solo ha hecho que enredar para retrasar este trámite. Por ello, la deuda moral que tiene la administración con los ganaderos es de 8 millones de euros ya que le solicitamos que abone la indemnización pro los daños del lobo desde esa fecha".

 

El propio Aurelio Pérez mostró la sentencia del Tribunal Supremo que exime a los ganaderos de esta responsabilidad y "obliga a la Junta a hacerse cargo de los daños provocados por las especies protegidas, siendo la primera sentencia de este tipo que se ha dado en Salamanca", argumentó.

 

"Es una gran victoria, no hay duda de ello y hemos demostrado que con trabajo y constancia todo es posible, pero que nadie olvide los impedimientos de la Junta para que esto saliera adelnate y se ha demostrado que teníamos razón", señaló Pérez.

 

El secretario provincial y regional de COAG también destacó que ellos están "dispuestos a convivir con el lobo, las avutardas y los buitres pero es la administración la que debe hacerse cargo de ellos y correr con los gastos y el control de los mismos".

 

Por otro lado, y al hijo de las especies protegidas, la Alianza por la Unidad del Campo también se congartuló de otra setencia favorable para un socio de la organización, que denunció daños en la cosecha de colza "causados por las avutardas y cuya indemnización asciende a más de 4.000 euros y puede sentar otro precedente porque esta especia protegida también hace mucho daños a los cultivos", indicó Pérez.