La Alberca se vuelca un año más en la bendición del marrano de San Antón

Fotos: Esther Sánchez
Ver album

El animal será alimentado desde hoy por los vecinos del pueblo hasta el 17 de enero, cuando se rifará con fines benéficos.

La localidad salmantina de La Alberca se ha volcado un año más en la tradicional bendición del ‘Marrano de San Antón’, un cerdo que a partir de hoy recorrerá las calles del municipio serrano hasta el día 17 de enero, cuando se rifará con fines benéficos.

 

El animal será alimentado por los vecinos de La Alberca y por los turistas, ya que vivirá en libertad por las calles del pueblo y llegará a alcanzar los 150 kilos.

 

El acto de la bendición, al que hoy ha asistido la presidenta provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer, Inmaculada Rodríguez, es el punto de partida de esta tradición, que es una de las más arraigadas del municipio.

 

En primer lugar, los vecinos de La Alberca han salido desde la iglesia a la ermita de San Antonio para buscar el paso del santo y llevarlo en procesión hasta la iglesia de nuevo, donde ha tenido lugar una eucaristía. 

 

Tras la misa, los vecinos del pueblo procesionaron hasta la Plaza, donde los alumnos del IESO Las Batuecas han realizado un flashmob que llevaban meses ensayando.  

 

Esta tradición se remonta a la Edad Media, ya que la sierra salmantina fue refugio de cristianos conversos y árabes judíos, para los que comer carne de cerdo estaba prohibido. Para demostrar que su conversión era real, criaban cerdos en las casas y así disipaban las dudas sobre su religión. A estos nuevos cristianos conversos fue a quienes se les ocurrió la idea de criar un cerdo entre todos para luego destinar el dinero recaudado de la rifa a la iglesia. 

 

marrano anton alberca