La Alberca se vuelca con el ‘Marrano de San Antón’ y agasaja a Vicente del Bosque, padrino de ceremonias

Cientos y cientos de albercanos y vecinos de todos los puntos de España revivieron el tradicional acto de la rifa del marrano. Las imágenes, en esta GALERÍA

No faltaba nadie porque no entraba nadie más. Un aspecto espectacular era el que presentaba la Plaza Mayor de La Alberca para la ya tradicional rifa del ‘Marrano de San Antón’ que en esta edición contó con un padrino de lujo: el seleccionador de fútbol Vicente del Bosque, “el mejor embajador que puede tener Salamanca”, según palabras del alcalde de la localidad, Jesús Pascual.

Cientos y cientos de albercanos y turistas celebraron un acto que forma parte de la historia cultural y gastronómica de España, porque ya se sabe, “del cerdo hasta los andares…”.

Además, el día acompañó, y vaya si lo hizo, porque un sol radiante lució durante toda la mañana para convertirse en el mejor escenario posible para un evento como éste. Desde primeras horas de la mañana todo estaba preparado para que nada fallase; dulces típicos de la zona, bailes charros y los mejores productos del cerdo estaban listos para comenzar una fiesta que se demoró un poco en el tiempo, cuando Del Bosque, después de ser agasajado en su paseo por la calles de la localidad, llegó hasta la Plaza Mayor para desatar la locura entre los allí presentes.

“Vicente, Raúl selección” o “Vicente, haz las paces con Florentino y vuelve al Madrid”. Después de saludar y pasar entre la multitud, Vicente del Bosque hizo el pregón de un acto tan tradicional como éste, precedido por el alcalde de la localidad, Jesús Pascual, quien agradeció la presencia del seleccionador, “que nunca dice que no y acude con la mejor de las sonrisas” a este acto. Pascual también elogió los valores que representa Del Bosque y su capacidad para hacer las cosas, “además de haber conseguido hacer de España campeona del mundo”, para finalizar con los típicos, “Viva la Alberca, viva San Antón y viva Del Bosque”.

Entonces, el salmantino cogió la palabra y se mostró cauto y agradecido, como siempre, al tiempo que muy satisfecho de ser “salmantino de nacimiento y de corazón y poder acudir a actos como éste, y ya que estoy en La Alberca, he de decir que yo conocía esta plaza pero vacía, porque lo que hoy hay aquí es muy grande”, dijo.

Asimismo, Del Bosque hizo hincapié en el orgullo que para el suponía estar en este acto “como es la rifa del ‘Marrano de San Antón” y como hombre de pocos “titulares”, hizo un pequeño guiño al fútbol. “Hace un año y medio que conseguimos ser campeones del mundo con un grupo de jugadores maravillosos pero que también son unas personas excelentes y todo lo que rodea al fútbol español, a veces tratado mal sin motivo. Y lo que hemos conseguido lo hemos hecho con juego limpio y con honradez”, destacó.

Así es Del Bosque… Juan José Rodríguez, el afortunado con el 2.790 Tras los discursos en el balcón del Ayuntamiento, Vicente del Bosque hizo de mano inocente y sacó una papeleta, que sería agraciada con el marrano o su peso en productos cárnicos. “Ha salido un dos mil, el 2.790”. Así lo espetó el salmantino para alegría de Juan José Rodríguez, de Garcibuey que, junto a su familia, de Cepeda, resultaron agraciados con este manjar. Después, los cientos y cientos de personas que allí se dieron cita, Del Bosque incluido, dieron rienda suelta a su paladar degustando los mejores productos derivados de este animal.

Casi nada… Expectación mediática por la presencia de Del Bosque Por último, la expectación mediática que despertó Vicente del Bosque fue tal que incluso el conocido periodista Javier Sardá, se desplazó con su equipo hasta La Alberca para grabar un programa de seguimiento a Del Bosque (se emitirá dentro de un mes y medio) y sobre este acto en sí, y según declaró, “no conocía esta tradición y me parece increíble ver a tanta gente aquí”.