La Alberca presume con su ofertorio de multitudinario folclore

Cientos de vecinos y de turistas se dieron cita en la Plaza para ver o participar en esta tradición.

Los vecinos de La Alberca han vuelto a mostrar su floclore más tradicional ante cientos de vecinos y de turistas en el ofertorio a la Virgen de La Asunción, fiesta de Interés Turístico Nacional.

 

En este ritual, que se viene realizado desde hace casi cinco siglos, los mozos ofrecen sus mejores panes a la Virgen, vestidos con los trajes típicos de la Sierra de Francia. De este modo, tras la celebración de la misa, los tamborileros abren el camino en procesión desde la iglesia hasta la Plaza Mayor, donde se realiza el ofertorio para pedir a la Virgen buenas cosechas.

 

Tras la colocación de la Virgen de Nuestra Señora de La Asunción sobre un baldaquino, autoridades y vecinos han ido desfilando ante ella para rendirle pleitesía.

 

Finalmente, tras el ofertorio los danzarines, bailan la cruz, el corro, los paloteos (conmemoraciones de antiguas danzas guerreras), y tejen y destejen el ramo.