La Alamedilla: porque la gente necesita pueblos y los pueblos... gente

Este pequeño municipio cuenta ya con más de un centenar de ‘adoptados’ para los próximos meses

 

 

Original, a la vez que necesaria. Así puede definirse la nueva campaña de la conocida marca de bebidas isotónicas, Aquarius, que ha abogado en esta ocasión porque los pueblos más pequeños de España apadrinen gente y a su vez, la gente que no tiene pueblos, los apadrine.

Resumiendo: “Se busca gente que no tiene pueblos y pueblos que no tienen gente”. Y precisamente, uno de los elegidos ha sido la localidad salmantina de La Alamedilla, de menos de 200 habitantes, que ha aceptado esta propuesta y cuenta ya con más de un centenar de ‘adoptados’. Muchos irán, otros tan solo llevarán este pueblo en el corazón, pero sí valdrá para conocer algunos de sus encantos.

El principal es su cercanía con Portugal; está ubicado a 125 kilómetros de la capital y cuenta con menos de 200 habitantes, “aunque en verano alcanzamos el medio millar y el hecho de hacer frontera con Portugal nos da un atractivo especial”, destaca su alcalde, Juan Manuel Sánchez.

Quizá por ello haya sido seleccionado por Aquarius en una iniciativa para revitalizar los pueblos pequeños, cada vez más olvidados. Pero La Alamedilla presente muchos aspectos singulares y una historia que pueden sorprenderles. Hagan ‘clic’ y vean…