La AJE y la Asociaciación de Hostelería defienden ante el diálogo social a la 'otra' confederación

Inicio de la reunión del diálogo social entre Ayuntamiento, patronal Confaes y sindicatos CCOO y UGT.

Dos representantes de estas entidades han sido los encargados de exponer sus motivos para entrar, último intento del alcalde por colar a 'su' patronal en un foro que no le corresponde.

El presidente de la Asociación Jóvenes Empresarios y la gerente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca han sido los encargados de llevar la voz de la pretendida nueva confederación a la reunión del diálogo social, una decisión personal del alcalde que evidencia su sospechoso favoritismo hacia esta asociación y que pone la guinda a la estrategia para introducirla en todos los foros. Sin embargo, supone el último intento de Alfonso Fernández Mañueco por meter en esta mesa a un nuevo miembro a pesar de que sus integrantes están definidos por ley y no hay posibilidad alguna.

 

El alcalde decidió finalmente convocar la mesa del diálgo social casi nueve meses después de la primera reunión constitutiva. Detrás de la iniciativa, el hecho de que los sindicatos habían mostrado su disposición a convocar por su cuenta y las presiones municipales, y también la posibilidad de fijar el orden del día. En el primer punto, por delante incluso de la gestión de los fondos que llegan para empleo, vivienda o políticas sociales, la decisión sobre si Empresarios de Salamanca debe o no estar en la mesa del diálogo social.

 

La respuesta está clara, y no hacía falta la comparecencia de nadie para determinarlo. La ley dice que el diálogo social está constituido por los sindicatos CCOO y UGT y por la patronal Cecale, y en caso de la mesa local, quien designe la patronal autonómica; su representante es y va a ser Confaes, la histórica confederación de empresario. A pesar de ello, el presidente de la AJE, asociación a la que el Ayuntamiento ha concedido recientemente una ayuda nominal para hacerse cargo del programa de asesoría a emprendedores; y un miembro técnico de la asociación de hostelería, integrante principal de la pretendida nueva confederación, han expuesto sus motivos.

 

Según ha trascendido, la representación la forman estas dos personas porque el presidente de la AJE, Iván Ledesma, preside la junta gestora que comanda Empresarios de Salamanca, que todavía no tiene directiva; y Cristina Ruiz Sagarduy, gerente de la asociación de hostelería, representa a esta entidad, clave en la nueva asociación de empresarios. Fuera han quedado tanto el secretario de Aesco, Emilio Checa, como el presidente de la asociación de comercio, Benjamín Crespo.