La acusada de matar a su bebé en Sevilla dice que "nació muerto" y que lo congeló "para no desprenderse" de él

La mujer encarcelada por asesinar a su bebé en la localidad sevillana de Pilas ha negado que lo matara, pues "nació muerto", y ha defendido que lo metió en el congelador donde posteriormente fue hallado por su marido "porque no quería desprenderse de él" y en todo caso "no por miedo a la Policía", según han informado a Europa Press fuentes allegadas a su familia.
SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

La mujer encarcelada por asesinar a su bebé en la localidad sevillana de Pilas ha negado que lo matara, pues "nació muerto", y ha defendido que lo metió en el congelador donde posteriormente fue hallado por su marido "porque no quería desprenderse de él" y en todo caso "no por miedo a la Policía", según han informado a Europa Press fuentes allegadas a su familia.

La madre del bebé declaró el pasado lunes ante el juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Sanlúcar la Mayor, quien, a petición de la Fiscalía, decretó su ingreso en prisión por un delito de asesinato con alevosía, aunque por el momento no han trascendido muchos detalles sobre su declaración debido a que el caso se encuentra bajo secreto de sumario.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, la mujer negó durante su declaración que matara al bebé, e incluso añadió que "nació muerto", algo que comprobó tras intentar reanimarlo y verificar que no tenía pulso, mientras que también aseguró que "era un hijo deseado y querido por ella" y que lo metió en el congelador de su domicilio "porque no quería desprenderse de él", y "no por miedo a la Policía".

Las fuentes consultadas han negado también las supuestas "infidelidades" existentes en la pareja, que han sido apuntadas como causa del suceso y que "está completamente descartado". Según el avance de la autopsia realizada al menor, éste nació con vida 18 meses antes de que el marido de la mujer imputada, Sara L.H., lo encontrara en el congelador mientras estaba limpiando la casa.

SECRETO SUMARIAL POR ESPACIO DE UN MES

Tras ser asistida inicialmente por un letrado de libre designación, la imputada ha designado al abogado Manuel Caballero --abogado de Samuel Benítez en el caso Marta-- para que le defienda en esta causa, aunque éste ha eludido pronunciarse sobre el caso al haber decretado el juez el secreto sumarial de las actuaciones por espacio de un mes.

La mujer, que fue detenida el pasado viernes por agentes de la Guardia Civil tras el hallazgo del bebé en el congelador de su vivienda, fue puesta a disposición judicial en la mañana del lunes, tras lo que el juez instructor dictaminó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza a cuenta de un presunto delito de asesinato con alevosía.

Según ya explicó el alcalde de Pilas, Jesús María Sánchez, fue el marido de la detenida, que convivía con ésta y dos hijos de 10 y 14 años en un inmueble ubicado en la calle Beatriz Cabrera, quien halló el cadáver del bebé en el congelador, tras lo que se puso en contacto con un hermano, que pertenece al cuerpo de Bomberos de la localidad y que encontraba trabajando.

Tras una llamada de alerta al 112, los bomberos acudieron al domicilio y dieron el aviso a la Policía Local y a la Guardia Civil, que personados en la vivienda, comprobaron la muerte del pequeño.