La actual directiva buscará financiación para conseguir 160.000 euros que salven al Guijuelo

El club tomará el jueves una decisión sobre el futuro del equipo pero no se descarta que continúe el grupo actual
Día ‘D’ y hora ‘H’: jueves 5 de julio de 2012. Ésa es la fecha límite para que el futuro del CD Guijuelo siga en Segunda B o para su desaparición casi definitiva ya que con el actual presupuesto “muy austero” no se podría competir con dignidad porque dejaría al club en una situación muy complicada.

Está claro que el dinero aportado por los empresarios de Guijuelo no llega, ya que se necesitan 160.000 euros y la actual directiva no está dispuesta a poner más dinero, según ha confirmado la cabeza visible de la misma, Jorge Hernández, pero sí tratará de buscar otras vías de financiación para que el club continúe un año más compitiendo en Segunda B.

Por tanto, la localidad también debe buscar una solución e intentar conseguir de donde sea el dinero que falta para que un equipo que hizo la mejor temporada de su historia en la pasada campaña no desaparezca. Bastante es que ya sean ido todos los artífices de este éxito ya que tan solo cuatro jugadores tienen contrato: Jonathan, Garban, Chema y Romero, por lo que quedaría mucho trabajo por hacer en caso de que el equipo continuase. Tampoco ha entrenador.

Así, el Guijuelo debe evitar lo que le ha ocurrido ya a equipos como el Badajoz, el Ceuta, el Puertollano, el Denia o, más cercano, el Palencia, que no ha podido reunir dinero para saldar la deuda con sus futbolistas y han consumado su descenso al pozo de la Tercera División.

Descenso por impagos a Tercera
Por otro lado, al amparo de lo dispuesto en el Reglamento General de la RFEF, la cantidad en la que deben subrogarse los clubes interesados en ascender a Segunda División B asciende a 190.000 euros. El plazo máximo para los clubes interesados serán las 10:00 horas del próximo viernes 6 de julio.

Para aspirar al ascenso, los clubes deberán atenerse al orden deportivo descrito en el artículo 194 del Reglamento General de la RFEF: en primer lugar, tiene prioridad aquel equipo de Tercera División de la misma Federación autonómica a la que pertenezca el equipo descendido; en segundo lugar, un conjunto descendido de Segunda B de la misma Federación de ámbito autonómico al que esté adscrito el club descendido por impago.

Tras las dos primeras, tiene prioridad aquel equipo de Tercera de las Federaciones de ámbito autonómico que integren el grupo de Segunda B en el que se hallaba incluido el equipo descendido por impago para la temporada en curso y no en la que se produjo la deuda; tras él, los equipos de Segunda B de las Federaciones de ámbito autonómico que integren el grupo de Segunda B en el que se hallaba incluido el equipo descendido por impago para la temporada en curso y no en la que se produjo la deuda; tras ellos, el resto de equipos de Tercera y, por último, los demás descendidos de Segunda B.

Se habla de que el Valladolid B puede estar interesado en la plaza del Palencia aunque habrá que esperar a ver cómo se encuentran las arcas del club pucelano para acometer esta inversión.