La actividad de Iberdrola aporta 850 millones a la economía regional

Consejo Consultivo. La compañía logra un beneficio neto de 2.870 millones. Castilla y León. Las inversiones de la eléctrica alcanzan los 215 millones destinados principalmente a energías renovables
ical
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, destacó ayer que la actividad de la compañía que dirige tuvo un impacto de 850 millones en 2010 en la economía de Castilla y León. Sánchez Galán, que presidió una reunión del Consejo Consultivo de la compañía en la región, que se celebró en la capital vallisoletana, explicó que el 53% de esa cantidad, 449 millones, correspondió a las compras y contrataciones de servicios. La empresa destinó cerca del 65 por ciento de esta cuantía (284 millones) a suministradores de obras y servicios y otros 159 millones a la adquisición de materiales.

También expuso que las inversiones realizadas en Castilla y León ascendieron a 215 millones. Éstas fueron a parar, en gran medida, al área de las energías renovables, donde se superaron los 146 millones, y el resto a los negocios de redes y generación, con 50 y más de 17 millones, respectivamente. El impacto fiscal de la actividad económica que la Compañía desarrolla en la región superó los 117 millones de euros el año pasado.

La producción eléctrica en Castilla y León superó en 2010 los 14.970 gigavatios hora, con un aumento del 122 por ciento de la generación de origen hidráulico en esta comunidad, hasta alcanzar los 9.991 GWh. La demanda en la región experimentó un incremento del 2,9 por ciento en 2010, con aumentos en todos los sectores: residencial, de servicios e industrial, destacando la recuperación de este último. La compañía posee en la Comunidad unos 5.730 MW de potencia, casi 230 subestaciones, más de 15.100 centros de transformación, unos 6.225 kilómetros de líneas de muy alta y alta tensión, más de 20.000 kilómetros de líneas de media tensión y cerca de 26.000 kilómetros de líneas de baja tensión. Su número de clientes asciende a 1,6 millones y sus empleados son 1.250.

Nuevas instalaciones
En el área de las renovables, Galán destacó la puesta en marcha de seis parques eólicos en Burgos, León, Palencia y Soria, que suman una potencia de más de 155 megavatios, con los que se superaron los 1.245 MW eólicos instalados en Castilla y León y que evitan la emisión a la atmósfera en unas 2,2 millones de toneladas de CO2, señala un comunicado. La compañía tiene previsto poner en marcha cinco nuevos parques eólicos que incrementarán en unos 160 MW la potencia eólica en la región, que rondará los 1.410 MW al cierre del año.

Entre los proyectos de distribución figuran la entrada en servicio en el año de cuatro nuevas subestaciones y la ampliación de las de Guijuelo e Íñigo, en Salamanca. Iberdrola está construyendo otras diez, que se pondrán en funcionamiento este ejercicio y ampliará y compactará la de Prosperidad, en Salamanca.

Otras iniciativas de Iberdrola hacen referencia a proyectos de I+D, de restauración y mantenimiento del patrimonio cultural, de iluminación y de protección al medio ambiente. A través de la Fundación Iberdrola y junto con el Ministerio de Cultura de Portugal y la Junta, se ejecutará durante 2011 un proyecto de restauración y mantenimiento del conjunto monumental del románico en Portugal y en Salamanca y Zamora, que afectará a 33 templos de las inmediaciones de los ríos Duero y Támega y que implicará una inversión de 4,5 millones de euos.

Por otra parte, el Consejo Consultivo respaldó la operación anunciada para la fusión por absorción entre la compañía e Iberdrola Renovables. Galán también expuso los resultados del Grupo, con un beneficio neto de 2.870 millones euros.