"La actitud del equipo y su reacción han sido fantásticas"

El míster del Guijuelo lamentó los dos errores cometidos y las oportunidades falladas
Imanol Idiakez mostró su pesar después del partido porque el equipo había mereceido algo más y lamentó los errores en ambas porterías, al tiempo que se mostró muy contento con la actitud y la reacción del equipo. "Los errores se pagan caros y más cuando juegas contra el Mirandés, pero creo que lka reacción del equipo ha sido muy buena, y pese a que hemos pasado algún mal rato hemos terminado metiendo al Mirandés en su área".

Idiakez también destacó que ellos habían hecho su partido y "se te queda un poco cara de tonto porque hemos tenido ocasiones como la de Itu e Iván para poder habernos llevado algo positivo de este partido".

No osbtante, el míster charro quiso felicitar al Mirandés por la victoria "pero me voy con la sensación de que el equipo ha luchado hasta el final. Ellos han apretado muy arriba y nos ha costado, hemos estado imprecisos pero creo que ganas no nos han faltado".

Por último, Imanol Idiakez ha señalado que es complicado ver "diferencias claras en este grupo y siempre hemos estado en el partido pese a jugar contra el líder".

Pouso: "No esperábamos un paseo militar"
Por su parte, el técnico del equipo líder y viejo conocido de la afición del Guijuelo,Carlos Pouso, ha señalado tras el partido que no esperaba un paseo militar y sabíamos que jugábamos en un campo complicado donde ya perdió la Ponferradina".

Respecto a los errores del Guijuelo, Pouso señaló que si no hay errores "no hay goles y así ha sido. Y si no hay goles, no hay espectáculo y creo que hemos hecho lo suficiente para que se cometan esos errores".

El extécnico del Guijuelo ha destacado que con el 0-2 también "he temido por la victoria y hay que estar preparados para sufrir en partidos como éste. En la primera parte ha costado más y a esto juegan dos porque si no, sería hacerse trampas en un solitario", destacó.

Por último, Pouso indicó que el reencuentro con la afición ha sido bueno porque "dejé amigos y no vendré nunca como enemigo del Guijuelo ni de nadie. Hay cosas más trascendentes en la vida que un puñetero partido de fútbol y hay que estar tranquilos siempre, se gane o se pierda".