"La a de Arístegui, la b de Bárcenas, la c de Camps... no hay letras para definir la corrupción del PP"

Pedro Sánchez estrecha la mano a un comerciante del Mercado Central de Alicante

Pedro Sánchez, ha asegurado que "no hay letras en el abecedario para definir la corrupción en el Partido Popular" y ha enumerado: "La a de Arístegui, la b de Bárcenas, la c de Camps, la d de De la Serna, la e de Esperanza Aguirre, la f de Francisco Correa, la g de Granados".

En un mitin a pie de calle en la plaza 25 de mayo en Alicante, Sánchez ha entendido que el presidente del Gobierno y candidato a la reelección esté "incómodo" tras el debate electoral que mantuvieron el pasado lunes porque "la verdad duele" y ha defendido sus palabras porque los socialistas hablan "claro" y se les "entiende claro".

En ese sentido, ha afirmado que en las elecciones del próximo domingo se juega "no solo el futuro de España" sino el de "las futuras generaciones" y el del "tipo de democracia" que regirá. Por ello, ha reclamado que al frente del nuevo ejecutivo esté una persona "libre para luchar contra la corrupción", porque ha opinado que Rajoy "es prisionero de los papeles de Bárcenas".

Ha insistido en que el presidente de los 'populares' tuvo que haber dimitido tras mandar el conocido SMS al extesorero y "no dimitió", por lo que ha pedido "el voto para hacerle dimitir con los votos y que no siga siendo presidente".

Parafraseando al propio Mariano Rajoy ha dicho: "Un vaso es un vaso, un plato es un plato y un sobre es un sobre". La gran diferencia, ha puntualizado Sánchez, es que el PSOE firmó un convenio con Transparencia Internacional y ahora "es el partido más transparente".

Y ha calificado a Rajoy como el "maestro del eufemismo" para no llamar a las cosas "por su nombre". "La emigración de nuestros jóvenes la ha llamado movilidad exterior; ¿cómo ha llamado a su reforma laboral?, flexibilidad; a sus recortes al Estado del Bienestar, austeridad; ¿cómo ha llamado a la subida de impuestos a la clase trabajadora, a quien no iba ni a subir los impuestos de los chuches?, recargo temporal de solidaridad; y ¿cómo ha llamado a su vergonzosa amnistía fiscal?, regularización de activos ocultos. Pues no, regularización de activos robados que devolverán cuando entremos en el gobierno los socialistas", ha recalcado.

Asimismo, ha subrayado que su intención en el debate era "desmontar muchas de las mentiras de Rajoy" y ha ejemplificado que los españoles pagan 17.500 millones más en impuestos ahora que hace cuatro años o que se han recortado las ayudas a la Dependencia en "casi 2.000 millones de euros".

Ha reiterado que derogará la reforma laboral y el copago farmacéutico y se ha comprometido a redactar un nuevo Estatuto de los Trabajadores y a luchar contra la diferencia salarial de las mujeres.

"DECENCIA" Y "CAMBIO"

En el mitin de Alicante también ha participado el secretario general del PSPV y president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que ha pedido hacer posible "la decencia" y "el cambio". Ha afirmado: "el domingo o continúa Rajoy o Pedro es presidente. Hagámoslo posible".

Ha sacado pecho de su gestión al frente de la Generalitat y ha recordado que están trabajando en "lo fundamental" y ha puesto como ejemplo el programa de libros de texto gratuitos a través del programa #XarxaLlibres y ha anunciado la derogación del "medicamentazo".

Ha defendido la victoria de Sánchez para que "el cambio se produzca" y tener "un aliado en España que ponga esta tierra donde se merece". Ante Puig, Sánchez se ha comprometido a aprobar una reforma del sistema de financiación como "uno de los principales deberes" que se ha autoimpuesto.