Konig vence en Peñas Blancas y Roche se convierte en nuevo líder

Roche, que ya ha ganado una etapa en esta Vuelta, nuevo líder de la general

El ciclista checo Leopold Konig (Netapp-Endura) ha ganado este sábado la octava etapa de la Vuelta Ciclista a España con final en el Alto de Peñas Blancas de Estepona, donde también se ha producido un cambio de líder con el ciclista irlandés Nicolas Roche (Saxo-Tinkoff).

Se preveía movimiento en el gran primer final en alto de esta Vuelta 2013, pero se produjo poco y tarde. Aún así fue suficiente para ver un cambio de líder y cambios en los primeros puestos de la general, aunque todos los favoritos continúan en apenas un minuto. El perjudicado de la jornada del sábado fue Nibali, que llegó a 27 segundos de Konig y perdió el 'rojo' en favor de Roche.


No hubo etapa hasta que a 4 kilómetros de meta el ciclista Igor Antón (Euskaltel) decidió probar suerte. Antes, 11 kilómetros de puerto en el que ninguno de los gallos de la carrera pareció querer mostrar nada. Van 8 etapas y los ciclistas lo saben, queda mucho y eso se notó en la actitud de los corredores. Hasta que llegaron a Peñas Blancas fue el equipo Netapp-Endura el que impuso la marcha en el pelotón, manteniendo las diferencias con la escapada del día.

Una vez llegó el puerto Radioshack puso el ritmo en el grupo, Cancellara se colocó al frente y con un buen ritmo fue reduciendo el pelotón, pero todos los primeros clasificados continuaron dentro. El equipo luxemburgués trabajaba para su jefe de filas, el ciclista americano Chris Horner. El 'abuelo' de la Vuelta --tiene 41 años-- se está encontrando fuerte en estos primeros días de competición y buscaba colocarse hoy como líder.

Cuando todo hacía indicar que la carrera no se movería más allá de lo que Radioshack pudiese hacer, apareció Antón. El vasco atacó en el momento justo y se marchó en solitario. Detrás de él comenzaron una serie de ataques de varios corredores que no llevaron a nada. Lo intentaron Basso, Pinot, el propio Horner, pero fue Konig el que se mostró más fuerte y a rueda de Basso, que en su segundo ataque dejó atrás al grupo, fue recortando diferencias con Antón hasta que a 500 metros de meta atacó, pasó al español y venció.

Tras Konig entró el español Dani Moreno (Katusha), que se había metido en el grupo de Basso, como Roche que tras llegar tercero y hacerse con la bonificación correspondiente se colocó como líder. Moreno es ahora el mejor español de la general, a 17 segundos del irlandés. Se le ve fuerte a Dani, pero su rol es ser gregario de 'Purito' Rodríguez y eso influirá en su Vuelta.

Los tres grandes favoritos llegaron juntos al último kilómetro. Entonces Valverde (Movistar) y 'Purito' (Katusha) atacaron para conseguir picar unos segundos en línea de meta a Nibali, algo que consiguieron. Ocho segundos por delante entraron los españoles. Aunque el italiano no se mostró especialmente nervioso ante los ataques de sus rivales. Sabe que es pronto, que incluso puede ser beneficioso no llevar el 'rojo' para descargar de responsabilidad a su equipo. Pero que nadie se engañe, el 'tiburón' sigue siendo el gran favorito para el triunfo final.

Mañana domingo continúa la montaña. Se disputará la segunda de las tres etapas con final en alto en tierras andaluzas. En principio no parece tampoco que sea una etapa, la de mañana, propicia para que se produzcan grandes diferencias. Aunque el cansancio de este sábado puede comenzar a hacer mella en los ciclistas.