Koeman: "El fútbol se acabó... pero la vida sigue"

Koeman, en el momento de caer lesionado, en un choque contra el Athletic B en El Municipal en abril del año 2012 (Foto: Chema Díez)

El jugador salmantino dice adiós a su pasión, el fútbol, después de un calvario que ha durado demasiado tiempo. "Médicamente no es oficial pero sé que no voy a volver a jugar; ahora quiero alejarme del deporte para no seguir haciéndome daño", reconoce.

Casi dos años, cuatro operaciones después, meses de rehabilitación, demasiados viajes a Madrid... y sin poder hacer vida normal todavía. David Rodríguez Encinas, conocido en el mundo del fútbol como Koeman, dice adiós a su pasión desde niño, el fútbol, cuando estaba en el mejor momento de su carrera en el momento de una lesión que le ha llevado a la retirada.

 

"Sé que el fútbol se ha acabdo para mí, al menos de manera profesional, aunque médicamente aún no tenga la baja definitiva. He luchado mucho todo este tiempo pero no hemos podido recuperar la rodilla", añade un resignado Koeman.

 

Después de vivir este duro varapalo, el jugador salmantino reconoce que quiere vivir alejado de todo lo que tenga que ver con el fútbol y con el deporte, al menos no estar en primera línea, hasta el punto de que va a reorientar su carrera profesional.

 

Koeman, en un momento de la temporada 2011 - 2012, la de su lesión (Foto: Chema Díez)

 

"Estudié Educación Física y me estaba sacando el curso de entrenador pero ahora todo ha cambiado; he hecho varios cursos per ahora quiero estudiar fisioterapia para ir por otro lado. Además, ya no voy al fútbol y no lo sigo como antes porque no quiero hacerme más daño. No podría con ello", asevera Koeman.

 

David Rodríguez Encinas empezó a jugar al fútbol a los 7 años en los Trinitarios y su carrera se ha movido por toda la geografía nacional, ha sido todo un trotamundos. Cartagena, Zamora, Barakaldo, Sant Andreu, Palencia e Izarra han sido sus clubes fuera de Salamanca pero recuerda con más cariño sus etapas en la desaparecida UD Salamanca (con Jorge D'Alessandro, Miñambres, Javi López y JIM) y las del Guijuelo (la última en 2012 con Imanol Idiakez en el banquillo, la última de su carrera).

 

"Mi mejor momento fue el ascenso a Segunda con Javi López, lo recuerdo con mucho cariño y creo que mi peor momento es obvio cuál ha sido", asegura, al tiempo que reconoce que se ha sentido mejor fuera de Salamanca. "Nadie es profeta en su tierra y mucho menos en Salamanca; tengo que decir que me he sentido mejor tratado en otros sitios ya que parece que ser de la casa perjudica".

 

Koeman se lesionó frente al Athletic de Bilbao él solo tras un mal apoyo o giro de su rodilla (Foto: Chema Díez)

 

También se ha sentido tratado de manera injusta por el fútbol... "ningún año he podido estar tranquilo; no he jugado ninguna temporada completa por mis problemas de cualquier tipo y eso me ha lastrado. Y, además, cuando mejor me encontraba me pasó lo de la lesión. No quiero pensar que hubiera pasado de no lesionarme...", reconoce.

 

27 años tenía Koeman en el momento de su lesión, con casi una década por delante para seguir disfrutando del fútbol. Ahora, casi dos años después, cuatro operaciones, meses en silla de ruedas y con muletas no le han permitido recuperar una rodilla maltrecha que quizá no pueda volver a practicar ningún deporte. "Solo quiero hacer vida normal, porque el fútbol se acabó pero la vida sigue". Eso seguro...