Kike Royo: 'Ángel de la guarda' en Guijuelo

Kike Royo, en un entrenamiento (Foto: Chema Díez)

El portero del CD Guijuelo se ha convertido en un baluarte indispensable esta temporada demostrando su gran estado de forma. Gran parte de los puntos del equipo le 'pertenecen'.

"Ésta es la mía; la tengo que parar". Éstas fueron las palabras que se le vinieron a la mente al 'Ángel de la Guarda' del CD Guijuelo en el momento en el que el colegiado pitó el penalti por mano de Javi Rey cuando el equipo ganada 0-1 al Lealtad en el minuto 91, después de una dura 'batalla' en el barro.

 

Y, claro está, detuvo el lanzamiento desde los 11 metros y le dio tres nuevos puntos al CD Guijuelo. Suma y sigue un Kike Royo, que se ha convertido en el 'muro' infranqueable que, de no ser por él, quizá no contaría con la puntuación actual, sin desmerecer la labor de nadie.

 

"La verdad es que, si soy sincero, quizá no esperaba estar a este nivel tan alto y más cuando realicé una pretemporada que no fue muy buena. Pero, con el paso de los entrenamientos y los partidos me encontré mejor, y espero estar así hasta el final de la temporada", reconoce el protagonista de este año y el jugador más regular del equipo.

 

¿Hay algún secreto? "El único secreto es trabajar cada día y creer en lo que haces. Siempre intento superarme y ésa es la clave para poder mejorar. Pero tengo que decir que el trabajo defensivo de mis compañeros es determinante", reconoce.

 

 

Tras detener el penalti frente al Lealtad y pitar el colegiado el final del choque, "ver como tus compañeros vienen hacia ti es algo que no se explica. También lo hizo David Nufrio que fue el que me recuperó para el partido porque estaba muy tocado y en gran parte se lo debo a él", asegura.

 

El único y quizá gran 'pero' de esta temporada son las expectativas que no ha cumplido el equipo. "Es cierto que quizá deberíamos estar más arriba y luchando por otras cosas, pero no ha podido ser. Tuvimos unas semanas muy malas que nos dejaron sin opciones aunque es bonito también luchar por la Copa".

 

Ahora quizá lleguen 'cantos de sirena' porque su temporada no está pasando desapercibida, ni mucho menos para nadie. Pero Kike Royo sigue centrado en su trabajo. "No pienso en nada más que el siguiente partido, es lo que toca". No en vano, hay claúsulas en el contrato que le dan opción a un año más, pero es algo que se hablará a final de temporada.

 

Puede que en este Guijuelo hayan fallado muchas cosas esta temporada, pero no el hecho de haber elegido a Kike Royo para la portería, el 'Ángel de la Guarda' de un equipo que solo ha encajado 26 goles y que tiene en su portero una tabla de salvación. Que lance el siguiente...