Kibirkstis-Vici Vilnius, pura denominación de origen lituana

Las jugadoras del Kibirkstis-Vici Vilnius

Decir Lituania es decir baloncesto. Decir Vilnius desde hace tres temporadas es volver a hablar a baloncesto femenino aunque para el Kibirkstis, repleto de jugadoras de la escuela local, esta temporada es la clave. Es la primera en la que participa en una Euroliga y en la que no quiere ser mera comparsa. 

Aunque la ciudad lituana de Vilnius arrastra una larga tradición baloncestística, el Kibirkstis-Vici Vilnius ha conseguido en apenas tres años devolver a primera línea a un club femenino de la ciudad. Después de su paso la temporada pasada por la Eurocup, esta edición de 2014 significa su primera experiencia en la Euroliga y la victoria en la primera jornada en la pista de CCC Polkowice demuestra que han llegado para quedarse.

 

Si algo caracteriza al Vici Vilnius es que es un equipo de pura denominación de origen lituana. Un club que apuesta por dar el protagonismo a las jugadoras del país con hasta siete jugadoras locales e incluso una norteamericana con antecedentes lituanos. Por eso no deja de llamar la atención que en el último Europeo de Francia sólo contara con una internacional, la base Mante Kvederaviciute, aunque la juventud de varias de sus compañeras permite prever que pronto estarán defendiendo los colores de la absoluta.

 

Respecto a la temporada pasada tres jugadoras no continúan, las norteamericanas Daniels y Traham, y la local Vengryte, mientras que otra de las novedades se produce en el banquillo. Ahí ha habido cambio de papeles y Stankevicius, después de dos años al frente, pasa a ser el ahora ayudante de Jurgita Streimikyte, segunda entrenadora en las últimas campañas. Streimikyte, histórica jugadora lituana retirada hace tres años, tiene en su haber el honor de ser la segunda máxima anotadora en la historia de la Euroliga por detrás tan sólo de Ann Wauters.

 

Mantener el ‘staff técnico’ y también un importante núcleo de la temporada pasada puede convertirse en uno de los secretos del éxito de este equipo puesto que la química parece asegurada.

 

 

Entre las que siguen cabe destacar a jugadoras como Valentiene, que junto a la citada Kvederaviciute, se encarga de dar sentido a la dirección en cancha, y también a las jóvenes hermanas Egle y Greta Snoikaite, un peligro desde la línea de 6,75. Baste como ejemplo el 50% de Egle en la liga de su país con 15 de 27 aciertos.

 

Por dentro Lina Pikciute y Vita Kuktiene, jugadora que con Vici Aistes ya disputó la Euroliga con grandes números, asumen protagonismo y compartirán minutos con una de las novedades de esta temporada, la norteamericana Aleksandravicius. Jugadora procedente de la NCAA, sus orígenes están en el país báltico. 

 

Procedente de la Universidad de Drexel, con la que se proclamó campeona, ha llegado también otra norteamericana Hollie Mershon, jugadora muy versátil que está llamada, una vez conseguida su adaptación -en la Universidad ya compartió filas con una jugadora de Lituania como Kacickaite-, a ser una de las referencias del equipo de Vilnius.

 

 

La letona Ileva Krastina es la tercera pieza del plantel que no nació en Lituania. Procedente del TTT Riga, sabe lo que es disputar la Euroliga y a tenor de sus números se han integrado a la perfección en la rotación.

 

Este Kibirkstis-Vici Vilnius, con sus 1,83 centímetros de media de altura, llega al encuentro frente a Perfumerías Avenida sin conocer la derrota esta temporada. En su Liga ha vencido los siete encuentros que ha disputado y los últimos tres lo ha hecho anotando más de 100 puntos, concretamente y de manera sucesiva, 111, 112 y 108. En la Euroliga dio la gran sorpresa de la primera jornada al derrotar en su pista al CCC Polkowice lo que ha provocado que entre en unas quinielas en las que muchos, quizás por desconocimiento, ni se acordaron de su nombre.