Kallio vence en un podio sin españoles

El piloto finlandés, consigue de esta manera su primera victoria desde el año 2008, cuando venció en el Gran Premio de Gran Bretaña.

El piloto finlandés Mika Kallio (Kalex) se ha impuesto en el Gran Premio de la República Checa, undécima prueba del Campeonato del Mundo, por delante del japonés Takaaki Nakagami (Kalex) y del suizo Thomas Luthi (Suter), en una carrera sin españoles en el podio pero en la que Pol Espargaró (Kalex) recortó puntos en la general al británico Scott Redding (Kalex).

 

Kallio fue el más fuerte en el momento en el que se decidió la carrera. El piloto nórdico jugó bien sus bazas. Primero no dejó que Nakagami hiciera una escapada similar a la que protagonizó en Indianápolis y luego, en el momento en el que se jugaba la victoria, dio un tirón a falta de dos vueltas que resultó definitivo.

 

El piloto finlandés, consigue de esta manera su primera victoria desde el año 2008, cuando venció en el Gran Premio de Gran Bretaña, hace ya cinco años y dos meses. Kallio se coloca cuarto en el Campeonato del Mundo, eso sí aún muy lejos del actual líder.

 

Un líder, Scott Redding, que este domingo confirmó una vez más lo que se sabe de él en este circuito. El británico nunca había puntuado en Brno en Moto2 y el octavo puesto que firmó este domingo supone su mejor posición de siempre en la República Checa. Redding salió bien, llegó incluso a ponerse en quinta posición tras adelantar a Espargaró en un bonito duelo. Pero finalmente acabó por irse hacia atrás hasta acabar la carrera en la octava plaza.

 

En cualquier caso el líder del Mundial no puede salir triste de este fin de semana ya que solo cedió cinco puntos con Pol Espargaró. El catalán no se encontró cómodo en ningún momento sobre el asfalto y solo pudo acabar en cuarto. El de Granollers estuvo siempre cerca de los líderes pero no dejó la sensación de poder optar al podio en ningún momento. Espargaró sale de Brno cinco puntos más cerca de Redding pero aún son 21 los puntos que le separan del británico.

 

Pero quien sí pudo meterse entre los tres primero fue Nico Terol (Suter). El talaverano llegó incluso a comandar la carrera a 13 vueltas del final y durante gran parte de la carrera, estuvo peleando con los tres pilotos que acabaron en el podio, llegando a saborear la opción de meterse en el cajón. En la parte final, Terol no fue capaz de seguir el ritmo de los mejores e incluso se vio superado por Espargaró y por el francés Johann Zarco (Suter) para acabar en la sexta plaza.

 

No fue el día de los españoles en la categoría. Rabat, el ganador en Indianápolis el pasado domingo solo pudo ser séptimo en Brno. Un Gran Premio que fue testigo de un podio sin al menos un español, algo que, en este 2013 solo había sucedido en el Gran Premio de Francia. La semana que viene toca Silverstone, la casa de Redding, pero el año pasado ya le mojó la oreja allí Espargaró.