Kaká reclama su última oportunidad en la goleada (8-0) ante el Millonarios

El brasileño marca un triplete y se reivindica

El Real Madrid ha salido victorioso (8-0) de la XXXIV edición del Trofeo Santiago Bernabéu, disputado frente al Millonarios, tras golear al conjunto colombiano en un partido en el que el equipo de Mourinho llevó la voz cantante en todo momento y en el que Kaká, Callejón, Morata y Benzema fueron los encargados de anotar los 8 tantos del club blanco.

El encuentro comenzó con un minuto de silencio en memoria a Alonso Ezquerra, el benjamín blanco fallecido ayer. Por otra parte, supuso también un homenaje para el presidente de honor, uno de los cuatro 'grandes' de la historia del fútbol: Alfredo Di Stéfano, que recibió halagos de los dos equipos que marcaron su vida futbolística.

Además, este choque le sirvió al técnico luso para dar minutos a los jugadores menos habituales. Lo demostró ya en el once inicial en el que se encontraban jugadores de la primera plantilla con poca continuidad como Callejón, Varane o Kaká, inédito hasta la fecha. Mourinho también tiró de la cantera en el equipo titular sacando de inicio a jugadores como Nacho o Álvaro Morata.

La primera parte del encuentro supuso un total dominio del conjunto blanco. Destacó Kaká, que reclamó su última oportunidad, siendo autor de un 'hat-trick' para el conjunto merengue. Después del segundo tanto anotado por Callejón a pase de Higuaín, Morata mostraría su calidad marcando el tercero y el cuarto tras superar sin problemas a la defensa colombiana.

Tras el descanso y con el partido prácticamente decidido, Mourinho aprovechó para seguir dando minutos a los menos habituales, haciendo saltar al césped a Carvalho --apartado hasta hace bien poco--, Benzema y Modric por Nacho, Varane e Higuaín respectivamente. Kaká consiguió su triplete en el 60 de penalti después de que Coentrao fuese derribado por el guardameta del Millonarios, y Callejón logró un doblete en el 71.

Con todo decidido, el luso realizó nuevos cambios en sus filas dando la oportunidad Álex, Mosquera, Jesús, Derik y Mario Hermoso. En los últimos minutos del duelo el francés Benzemá cerró la cuenta con el octavo para los blancos. De este modo, el Real Madrid logró hacerse sin dificultades con su trofeo en un encuentro que sirvió para agasajar a uno de los grandes: Don Alfredo.