Juzgado diez años después por abrasar a su compañera de piso arrojándale hirviendo

La agresión, que tuvo lugar en 2006, está sin juzgar a pesar de que a la agredida le han quedado secuelas físicas permanentes.

La Audiencia de Barcelona juzgará este martes 20 de septiembre a un hombre que abrasó a una compañera de piso al arrojarle una olla con arroz y agua hirviendo tras mantener una discusión, causándole secuelas permanentes en el glúteo, el pecho, el brazo derecho y el cuello. 

 

El caso llega a juicio diez años después, ya que la agresión tuvo lugar el 11 de junio de 2006, y ha ido acumulando importantes demoras, muchas de ellas sin justificación, ya que desde que la afectada compareció en la causa el 20 de julio de ese año, hasta el 8 de abril de 2008, no se hizo nada. Posteriormente, no se la citó para un reconocimiento médico hasta el 9 de marzo de 2010, y además la causa se sobreseyó una primera vez ante la ausencia de un testigo del caso, que se marchó a África.

 

Según el relato de la Fiscalía, los hechos se remontan al 11 de junio de 2006, cuando el hombre mantuvo una discusión con la mujer por causas que no especifica, y "guiado con la intención de menoscabar su integridad física" le tiró encima el agua hirviendo sin que ella pudiera reaccionar. Para el acusado Evans O. el fiscal pide una pena de tres años menos un día de prisión, le prohíbe acercarse a menos de 1.000 metros de la acusada y le reclama que la indemnice con 33.000 euros.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: