Juventudes Socialistas no quiere “ni jóvenes explotados, ni talentos exiliados”

Aprovechará el 1 de Mayo para reivindicar políticas juveniles.

Los jóvenes socialistas saldrán a la calle el primero de mayo para reclamar oportunidades "en una provincia que pierde un joven cada 3 horas al tener que emigrar. En la última década, la provincia de Salamanca ha perdido 23.500 jóvenes que se han visto obligados a emigrar por no tener posibilidades ni condiciones de vida aquí", según han idicado desde Juventudes Socialistas.

 

JSE Salamanca ha afirmado que los jóvenes que se quedan en la provincia "se ven abocados al paro o a trabajos precarios, en muchos casos sin alta a la seguridad social, y con condiciones laborales deleznables".

 

Este primero de mayo, Juventudes Socialistas de Salamanca saldrá a la calle bajo el lema “Ni jóvenes explotados, ni talentos exiliados”, para celebrar el día internacional de los trabajadores y trabajadoras y denunciar "la lamentable situación en la que se encuentra este sector de la población en la provincia".

 

Para Juventudes Socialistas la situación laboral de los jóvenes es "insostenible, con una tasa de paro del 53 % entre personas de 20 a 24 años, y de un 31% entre los de 25 a 29 años".

 

Según la organización socialista, "a esto hay que sumarle las precarias condiciones en las que se encuentran los jóvenes que sí disponen de un puesto de trabajo, con falta o ausencia total de derechos laborales y salarios de miseria como consecuencia de la aplicación de la injusta Reforma Laboral aprobada por el PP".

 

JSE Salamanca ha alertado sobre "el gran número de jóvenes sin contrato que trabaja en la provincia, especialmente en el sector de la hostelería, con el riesgo que supone para los propios trabajadores, y que se ven en la necesidad de aceptar ser chantajeados con sueldos más altos a cambio de someterse a largas jornadas de trabajo que no son contempladas en los contratos que de forma obligada se les impone para firmar".

 

JSE también se ha referido a la situación de los jóvenes en la provincia, que han calificado de "crítica, ya que a la penosa realidad laboral hay que sumarle la sangría migratoria juvenil que sufre Salamanca desde hace una década, y donde cada tres horas un joven tiene que marcharse fuera de la provincia en busca de oportunidades de trabajo y condiciones de vida".

 

Desde JSE Salamanca se anima y se alienta a los jóvenes de la provincia a sumarse a las movilizaciones convocadas para mañana día 1 de mayo con el fin de reivindicar un modelo más justo en la provincia, en el que todos los jóvenes salmantinos dispongan de una oportunidad según su preparación, y no según parentesco familiar o afiliación política, cumpliendo así con una premisa básica como es la igualdad de oportunidades.