Juventudes Socialistas critica el uso de fondos pĂşblicos en la Jornada de la Juventud

Vemos con asombro que el Gobierno de Madrid otorgarĂĄ bonos gratuitos de transporte a los peregrinos

Juventudes Socialistas de Salamanca desea proclamar su contraria posiciĂłn a la utilizaciĂłn de fondos pĂşblicos en los eventos organizados con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud y la visita del Papa Benedicto XVI, pues considera que vulnera la aconfesionalidad del Estado.

Reza nuestra Carta Magna, en su artĂ­culo 16.3: Ninguna confesiĂłn tendrĂĄ carĂĄcter estatal. Los poderes pĂşblicos tendrĂĄn en cuenta las creencias religiosas de la sociedad espaĂąola y mantendrĂĄn las consiguientes relaciones de cooperaciĂłn con la Iglesia CatĂłlica y las demĂĄs confesiones.

Como en los 'mejores' años del nacional-catolicismo, "vemos con asombro que el Gobierno de Madrid otorgará bonos gratuitos de transporte a los peregrinos, después de subir el transporte un 50% la semana anterior. Vemos que nuestro Ayuntamiento seguirá la misma senda y también otorgará abonos de transporte gratuito a los participantes de la JMJ y los actos adscritos a ella como el Festival de las Naciones. Vemos que en tiempos de crisis, esas mismas instituciones dan de lado a ciudadanos en angustiosa situación económica, les retiran ayudas y los tratan como “ciudadanos de segunda” mientras que a estos peregrinos les dan subvenciones y prevendas que provienen de todos los españoles", señala el PSOE.

"Y vemos que los organizadores del evento quieren engaĂąarnos bajo falsos eslĂłganes y noticias como por ejemplo el gran beneficio econĂłmico que va a representar. ÂżQuĂŠ beneficio se va a obtener si cuentan con alojamiento y transporte gratuito?".

JSE Salamanca quiere denunciar pues este tratamiento vejatorio por parte del Ayuntamiento, que prima a unos frente a otros, en tiempos de gran crisis econĂłmica producto de la doctrina econĂłmica neoliberal que nos ha conducido al borde del abismo.

Para acabar, una frase que creemos adecuada:Para pertenecer a la comunidad de JesĂşs hay que remediar las carencias del prĂłjimo, sacĂĄndolo de la pobreza y eso se hace renunciando a la riqueza. Al oĂ­r aquello, dice el evangelio, que el jovencito se fue entristecido, pues tenĂ­a muchas posesiones". SegĂşn JesĂşs, ser rico y cristiano es algo imposible, y el joven rico prefiriĂł lo primero a lo segundo. Por eso JesĂşs, dirigiĂŠndose a sus discĂ­pulos, les dice: "Os aseguro que con dificultad va a entrar un rico en el reino de Dios. Lo repito: MĂĄs fĂĄcil es que entre un camello por el ojo de una aguja que no que entre un rico en el reino de Dios".