Juntas Generales de Vizcaya reclaman la libertad condicional para todos los presos con enfermedades graves e incurables

Bildu pide a PP que excarcele a los 13 presos de ETA con enfermedades graves y los populares responden que no cumplen los requisitos
Bildu pide a PP que excarcele a los 13 presos de ETA con enfermedades graves y los populares responden que no cumplen los requisitos

GERNIKA (VIZCAYA), 31 (EUROPA PRESS)

Las Juntas Generales de Vizcaya han reclamado la libertad condicional para todos los presos con enfermedades graves e incurables y han instado al Gobierno central a dar "pasos reales" en el cumplimiento de la ley vigente, "de acuerdo con la voluntad de la mayoría de la ciudadanía".

La proposición no de norma había sido presentada por Bildu, que ha aceptado una enmienda del PNV que reclamaba que se pidiera la libertad condicional a todo los presos con enfermedades incurables y no solo a los 13 reclusos de ETA a los que hacía mención la coalición soberanista en su iniciativa. Finalmente, ha sido votada la propuesta, una vez incorporada la enmienda, y ha salido adelante con los votos a favor de Bildu y PNV y el rechazo del PSE y del PP.

En la iniciativa aprobada, se reclamaba la libertad condicional para los presos con enfermedades graves e incurables con el objetivo de que reciban los tratamientos de salud necesarios en las condiciones "convenientes" y para que esta situación no suponga "una condena añadida para ellos y sus familiares". El texto también incluye que las Juntas comuniquen este acuerdo al Ministerio del Interior y al Juez de Vigilancia Penitenciaria.

En la defensa de su iniciativa, Bildu ha señalado que el seguimiento de las enfermedades que sufren los 13 presos de ETA es "incompatible" con el mantenimiento en prisión.

En este sentido, han recordado la situación en la que estuvo el preso de ETA Josu Uribetxeberria, con un cáncer incurable, al que se le concedió finalmente la libertad condicional y ha pedido que también se excarcele a los otros 13 porque sufren un "castigo añadido".

Bildu ha asegurado que negarles la libertad condicional supone "quebrar los pilares básicos de los derechos humanos" y ha criticado la "doble vara de medir" que existe, ya que ha recordado cómo fue excarcelado el general Enrique Rodríguez Galindo, pese a haber sido condenado a 71 años. "Dejen de hacer el ridículo en Europa, en los tribunales de Estrasburgo, dejen de cumplir su ley de venganza", ha añadido.

PNV

Por su parte, el PNV ha indicado que en la propia Constitución se menciona la protección de la salud, encargando a los poderes públicos su tutela. En este sentido, ha indicado que quien esté en prisión tiene derecho a la protección de su salud y así lo entiende también la Ley penitenciaria.

El partido nacionalista ha señalado que, en el caso de las enfermedades graves e incurables, su permanencia en prisión incide "negativamente".

El PNV ha añadido que, en todo caso, con su enmienda, quieren hablar de la "realidad de todos los presos" y no comparten la mención de "presos políticos" que realiza Bildu. El partido nacionalista ha señalado que su planteamiento responde a un posicionamiento "humanitario" y porque supone un "cumplimiento escrupuloso" de la legislación.

A su juicio, sería un paso "necesario" en la actual coyuntura, en la que no se puede "olvidar la memoria" y hay que trabajar por el "reconocimiento y reparación de todas las víctimas". El PNV ha defendido mantener una "coherencia ética" y ha indicado que su partido seguirá trabajando por la "construcción diaria de la paz".

PP

Por su parte, el PP ha criticado la iniciativa de Bildu y su intención de "degradar" el sistema democrático para intentar "contentar a sus masas y recordarles lo malo que es el Estado".

El PP ha señalado que en el ordenamiento jurídico está "debidamente establecido" quien puede acceder a la libertad condicional y ha asegurado que no cualquier persona que tiene una enfermedad puede optar a la libertad condicional. "En España se cumplen las leyes para todos", ha añadido.

Los populares han asegurado que el procedimiento está "reglado" y el Gobierno "cumple con este procedimiento". En concreto, ha indicado que desde el año 1996 "un total de 23 terroristas han sido excarcelados".

El PP ha puesto como ejemplo el caso del preso de ETA Josu Uribetxebarria que, pese a la "repugnancia" por sus acciones, fue puesto en libertad porque "cumplía" los requisitos para ello, lo que evidencia la "grandeza moral" del Estado.

En el caso de los 13 presos para los que pedían también la libertad, ha asegurado que no cumplen el requisito de "muy grave" para concederles la libertad condicional porque "no tienen una enfermedad grave con riesgo patente para su vida".

El PSE-EE, que también ha votado en contra de la iniciativa de Bildu, ha recordado los procedimientos que se establecen para este tipo de casos y ha indicado que el caso de Uribetxebarria demuestra que "no estamos ante un hecho excepcional".

Según ha indicado, se está cumpliendo con los procedimientos establecidos y ha asegurado que corresponde a la justicia y a las instituciones penitenciarias, en base a informes médicos "contrastados" decidir en cada caso.

El PSE ha señalado, en todo caso, que la izquierda abertzale tiene una "responsabilidad especial" frente a los presos y les deberían "decir la verdad" y que el "único camino" que tienen es el de "asumir la legalidad".

Los socialistas han manifestado que la izquierda abertzale debería pedir a los presos un "reconocimiento expreso" de la legalidad y no solo acogerse "a la parte de la ley que les interesa" para que así puedan iniciar su "propio proceso de reinserción".