Junta y OPA piden tranquilidad de cara al arranque de la patata

Los datos. Este año hay un 7 por ciento menos de siembra en la Comunidad y un 10 por ciento menos en en España.
Ical
La Junta de Castilla y León y las organizaciones profesionales agrarias coincidieron ayer en pedir a los agricultores de la Comunidad “tranquilidad” en la recolección de la patata para evitar la bajada de precios que perciben por parte de la industria. Así lo señalaron momentos antes de la reunión de la Mesa de la Patata en la que se abordó el Plan estratégico del sector elaborado por la Junta, según señaló la viceconsejera de Desarrollo Rural, María Jesús Pascual.

Pascual, quien recordó que Castilla y León es la primera comunidad autónoma que ha aprobado un plan estratégico para este sector, aseguró que ya se ha recolectado en Castilla y León y lanzó un mensaje de tranquilidad porque este año, dijo, hay mucha menos producción y menos siembra (7 por ciento menos), si bien en España se ha cultivado un diez por ciento menos y eso provoca que Castilla y León “domine el mercado” y permita que los productores realicen “un arranque escalonado” que haga que no haya sobre oferta y provoque una bajada de precios.

También, pidió a los agricultores un mayor esfuerzo en la comercialización de la patata (labores de limpieza, por ejemplo) para que se quede con el valor añadido y no lo haga otro de la cadena de producción o distribución. Al mismo tiempo, abogó por el almacenamiento dado que, según explicó, es necesario almacenarlo para poder suministrar producto hasta el mes de marzo.

El secretario regional de UPA, Julio López, quien recordó que la convocatoria de esta reunión ha sido a propuesta de UPA y COAG, sostuvo que el problema del descenso de la producción de este año no justifica la bajada de precios que percibe el agricultor, que oscila entre los 15 y los 20 céntimos el kilo. Además, consideró que hay agricultores que se están precipitando en la recogida de patata presionados por los contratos establecidos con la industria.

Por su parte, el responsable de COAG, Aurelio Pérez, aseguró que la caída de los precios se debe a la “falta de información y transparencia”, por lo que abogó por trabajar y dar “una validez total” a la Mesa de la Patata para favorecer al conjunto del sector, a quien también lanzó un mensaje de tranquilidad.

En términos parecidos se expresó el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, quien recordó que este año se ha sembrado un siete por ciento menos de patata en Castilla y León, es decir cerca de 21.000 hectáreas. Además, debido a las condiciones meteorológicas adversas de principios de año la producción se situó en 40 toneladas por hectárea, por encima de la media nacional (30 toneladas). También coincidió Donaciano Dujo en pedir a los agricultores tranquilidad a la hora de arrancar la patata para “no tirar los precios” y pidió a las industrias que no bajen los precios que pagan a los agricultores. Además, solicitó en el encuentro que se dediquen más recursos a la investigación del cultivo de la patata y que se aplique la ecotasa de CO2 a las patatas que llegan de terceros países.