Junta y Ministerio impulsan el acceso a Vivienda con más de 56 millones de euros y apoyo a los más desfavorecidos

Contempla una inversión cofinanciada de 56,5 millones de euros de los que Junta aporta 13 millones de euros y el Ministerio 43,5 millones de euros.

El convenio firmado en Valladolid entre el presidente de la Junta de Castilla y León y la ministra de Fomento contempla una inversión cofinanciada de 56,5 millones de euros de los que Junta aporta 13 millones de euros y el Ministerio 43,5 millones de euros. Herrera ha destacado que las medidas acordadas tienen un importante componente social ya que pretenden facilitar el acceso a la vivienda a los sectores de población más vulnerables.

 

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha firmado con la ministra de Fomento, Ana Pastor, un convenio de colaboración para el desarrollo en la Comunidad del Plan Estatal de Fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y rehabilitación urbanas 2013-2016.

 

 

Según ha destacado el presidente de la Junta, con la firma de este convenio, la Junta y el Gobierno suman esfuerzos para hacer realidad una nueva política de vivienda, adaptada al contexto actual, y dirigida a dos grandes objetivos como son dar respuesta al derecho de todos a disfrutar de una vivienda digna, especialmente a las personas con más dificultades, y contribuir a dinamizar la economía y el empleo.

 

El convenio contempla una inversión superior a los 56,5 millones de euros, de los que el Gobierno aporta 43,5 millones de euros y la Junta de Catilla y León 13 millones de euros.

 

El presidente de la Junta ha destacado que las medidas de apoyo al alquiler son una vía idónea para favorecer la salida al stock de viviendas desocupadas, pero además tiene un importante componente social ya que pretende facilitar el acceso a la vivienda a los sectores de población más vulnerables.

 

En relación a las medidas de rehabilitación y regeneración urbana, Herrera ha insistido en que se trata de un objetivo muy importante ya que busca mejorar la calidad y confortabilidad de las viviendas, promueve la sostenibilidad medioambiental y además persigue la reactivación económica.

 

En este sentido, las actuaciones derivadas del convenio, 8.800 en fomento del alquiler y 7.900 en rehabilitación y regeneración, beneficiarán al menos a 16.700 familias en Castilla y León. Se calcula que la inversión inducida en las áreas de rehabilitación y regeneración alcance los 74 millones de euros, lo que podría generar alrededor de 2.100 puestos de trabajo en tres años en Castilla y León.

 

El presidente Herrera ha querido destacar que la nueva política en materia de vivienda del Gobierno de España coincide con el planteamiento que desarrolla la Junta de Castilla y León y que se ha visto reflejado en los acuerdos que el Gobierno regional ha alcanzado en el marco del Consejo de Diálogo Social.