Junio alivia la crisis y el desempleo en Salamanca con la tercera mejor cifra de los últimos 9 años

Los 1.610 desempleados menos del pasado mes solo se ven superados por los 1.802 de junio de 2010 y los 1.874 de junio de 2011.

Junio es uno de los meses preferidos por uno de los principales problemas del país como es el paro, ya que alivia en cierto modo una cifra que se engorda cada vez más, acuciada por la crisis económica, aunque los datos de los últimos meses presentan registros positivos, ya sean estacionales o fijos.

 

Y esta situación también se extrapola a la provincia de Salamanca que ha atravesado en junio de 2013, por el tercer mejor mes de junio de los últimos nueves años, con un descenso de la cifra de parados de 1.610 personas.

 

Este guarismo tan solo se ha visto superado por los 1.802 parados menos en junio de 2010 o los 1.874 del año siguiente, 2011, cuando eso sí, los desempleados no representaban un nivel tan elevado en Salamanca.

 

Así lo indican los datos del ministerio de Empleo, que reflejan además que junio de 2013 sigue siendo el mes con mayor número de parados en relación con el mismo mes de los nueve años anteriores con 34.565 personas sin trabajo, pero lejos de cotas más elevadas de meses anteriores que asustaban aún más.

 

Además, la evolución de estas cifras destacan que en el mes de junio de 2005 y en el de 2013, casi existe el doble de parados, pasando de los 18.397 del primero a los 34.565 actuales, hecho que delata la brutal incidencia de la crisis en Salamanca que por lo menos se toma un respiro en el inicio del verano.

 

No obstante, y pese al optimismo inicial, el paso del tiempo dirá si esta tendencia se mantiene o se trata de una situación excepcional derivada del turismo y la contratación puntual en el sector servicios como ha ocurrido en ejercicios anteriores.